Crítica: Un conejo sin orejas

Un conejo sin orejas

Título original: Keinohrhasen
Directora: Til Schweiger
Duración: 115 minutos
Género: comedia romántica
Fecha de estreno en España: 30 de abril
Un conejo sin orejas, trailer en español
Intérpretes: Til Schweiger, Nora Tschirner, Jürgen Vogel.
¿Debo ir a verla? ★½☆☆☆ Nada aporta este producto, que cuenta una historia mil veces repetida. La mínima novedad es que viene de Alemania, aunque casi ni se nota.

Los alemanes han aportado grandes cosas a la historia del cine. Sin las soluciones del expresionismo de los años 20, muchas de las películas posteriores no hubieran podido realizarse. Y además de tan estudiado movimiento, el país teutón ha dejado nombres como los de Leni Riefenstahl (maestra de la estética cinematográfica, por mucho que pese), Josef Von Sternberg y Marlene Dietrich, Wim Wenders, Volker Schlondörff (y el resto de componentes del Nuevo cine alemán) o incluso Tom Tykwer. Obras que van desde M. El vampiro de Duseldörff hasta La vida de los otros han hablado bien de la capacidad de ese país para el cine. Pues bien, ninguno de esos nombres ni de esas obras ha hecho nunca 70 millones de dólares en taquilla, cosa que sí ha logrado esta Un conejo sin orejas.

Los motivos de tal conquista cuesta encontrarlos. Tal vez su éxito se deba a que el film renuncia a toda posible identificación autoral o de índole nacional. De hecho, y ateniéndonos a la versión doblada; si no saliera de lejos algún famoso monumento berlinés y el pequeño papel de un actor popular no lo hicera Jurgen Vögel (en vez de, pongamos por caso, Bruce Willis), la película podría pasar perfectamente por estadounidense. El film acumula todos los tópicos de la mala comedia romántica americana, con un resultado que suponemos que agradará a los aficionados al género. Tampoco debe resultarnos extraño que parte de la producción corra a cargo de una filial abierta por una major hollywoodiense en territorio alemán.

La historia de Un conejo sin orejas se ha contado tantas veces que da miedo. Una mujer insegura, cargada de traumas desde su infancia, se topa con un hombre promiscuo y encantado de haberse conocido. Camino del amor, ella aprenderá a quererse un poquito y él a hacer el ridículo de vez en cuando. ¿Verdad que les suena? Todo esto se rodea de niños monos (ella es la encargada de una guardería) y de algunas escenas humorísticas no muy originales y ya tenemos listo y bien empaquetado el producto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...