El genial momento de forma de Brad Pitt

Brad Pitt

En más de una ocasión he tenido que discutir largamente con los amigos de mirada de corte alcance la valía como actor de Brad Pitt. Con su sorprendente cambio de registro en la reciente Quemar después de leer, y a la espera de poder disfrutar de sus ambiciosos proyectos más inmediatos espero que dichos amigos se vean superados por la evidencia de mi afirmación.

Lo demostró en el papel de un detective atormentado en Seven. A las ordenes del mismo director nos golpeó en la mandíbula de forma directa en la piel del anarquista Tyler Durden en El club de la Lucha. Al año siguiente volvía a boxear esta vez a las ordenes de Guy Ritchie en Snatch. Cerdos y diamantes, con un inolvidable deje gitano que aún a dia de hoy me produce carcajadas con tan sólo recordarlo. Tras recorrer ciertos proyectos marcadamente comerciales, Pitt fue reclutado por Iñarritu en la premiada Babel. Luego se puso en la piel del famoso bandido Jesse James en El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford. Lo último ha sido su estreno con los Coen en donde deslumbra en un reparto espectacular. Ahora Pitt ha anunciado que La Odisea será su próximo proyecto. De este modo el actor regresará  a la antigua Grecia después de haber protagonizado una de las obras más reconocidas de Homero con Troya.

En esta ocasión el esposo de Angelina Jolie se embarca en la adaptación de la obra maestra del poeta griego, en la que se cuenta el viaje de vuelta a casa del héroe griego Ulises, tras la guerra de Troya. El proyecto está en manos de la Warner Bros y la responsabilidad de dirigirlo ha caído en manos de George Miller (Mad Max). Según Variety, Miller podría estar pensando en hacer una adaptación libre de La Odisea cambiando el contexto clásico por un mundo futurista, en el que Ulises volvería a su hogar en nave espacial.

Antes de empezar esta epopeya, (futurista o no) el actor se encuentra inmerso ya en el rodaje de Inglorious Bastards de Quentin Tarantino, y a la espera de que se estrenen dos de sus filmes más esperados: El curioso caso de Benjamin Button de David Fincher, y Tree of Life de Terrence Malick, y de empezar el rodaje de The Figther a las ordenes de Darren Aronofsky. Todos ellos motivos de peso para considerar a Brad Pitt como uno de los actores más de moda que parece haber encontrado un equilibrio perfecto entre proyectos que le interesan para desarrollar una carrera de actor valorada con otros que le permiten seguir siendo una estrella mundial y una imagen con la que forrar las carpetas de las colegialas. Sinceramente creo que el de Oklahoma pasa por un estado de forma brutal y que va a seguir en esta línea ascendente durante los dos y tres próximos años, con lo cual no me extrañaría que alguno de los filmes citados le abrieran las puertas a algún premio importante.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...