El grito 2, ¿pero sacarán pasta para hacer la tres?

Para todos aquellos que se quedasen con ganas de saber más sobre el origen de la extraña maldición y de los misterios de la casa maldita, el Grito 2 profundiza en el misterio de la contagiosa y vengativa condenación, que ahora ataca a un grupo de individuos sin relación aparente:

grito2.jpgAubrey Davis (Amber Tamblyn) descubre, de labios de su madre enferma, la Sra. Davis (Joanna Cassidy), que su hermana Karen (Sarah Michelle Gellar) se encuentra en un hospital en Japón. También averigua que Karen está siendo investigada por la muerte de su novio en un incendio que ella misma provocó en una casa situada en Tokio. Como la Sra. Davis está demasiado enferma para emprender el viaje, pide a Aubrey que vaya a Tokio y se traiga a casa a su hermana. Al poco de llegar a la capital japonesa, un reportero y fotógrafo que responde al nombre de Eason (Edison Chen) busca a Aubrey para advertirle de que su hermana Karen está sometida a los designios de algo invisible y peligroso.

Allison (Arielle Kebbel) asiste a un instituto internacional en Tokio. Desesperada por intentar encajar con la pandilla más “guay” del cole, la de Vanessa (Teresa Palmer) y Miyuki (Misako Uno), está dispuesta a hacer cualquier cosa que le pidan con tal de congraciarse con ellas… aunque sea aventurarse en una misteriosa casa quemada, donde tuvieron lugar diversos asesinatos sin resolver y extrañas desapariciones.

Al joven e introvertido Jake (Matthew Knight) no le agrada precisamente que su padre Bill (Christopher Cousins) se haya comprometido con Trish (Jennifer Beals). Aún de duelo por la muerte de su madre, no entiende por qué su hermana mayor Lacey (Sarah Roemer) hace tan buenas migas con la que pronto será su madrastra. Tampoco comprende por qué uno de sus vecinos de al lado se muestra tan esquivo. Se diría que todos los de ese edificio de apartamentos se comportan de manera cada vez más extraña.

Uno por uno, caen infectados por esa malévola maldición conocida como el grito, que está consiguiendo rápidamente salir de la casa quemada y someter a cualquiera que se cruce en su camino.

La historia es más o menos la de siempre en una película propia del subgénero de terror para adolescentes de consumo masivo. Y es que la primera parte terminaba con un final abierto que han querido aprovechar para editar una continuación. Y lo peor de todo, no es mi intención machacarle a nadie el filme de Takashi Shimizu a nadie, es que esta también es de las de final abierto… ¿Y qué quieren que les digamos? Han cogido la versión japonesa y la han suavizado para que pueda ser visionada por el público americano. De todas maneras es incomprensible y es un terror que aunque nos gusta en algunos momentos, nos sigue pareciendo extraterrestre.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...