¿Es 50 Sombras de Grey la película que todas esperamos?

La película 50 Sombras de Grey bate récords de venta de entradas, pero las opiniones tras visionarla no acaban de ser positivas. El público se esperaba bastante más.

50 sombras libros

Probablemente cuando hablamos de cine erótico, y de cine de estreno, todo el mundo tenga en la boca la que es la película con más menciones y quizás también la más esperada del año. En realidad, todo el boom que se le ha dado ha sido por la novela con el mismo nombre, 50 Sombras de Grey, y por lo complejo que ha sido el reparto para su adaptación al cine. Sin embargo, en ocasiones, cuando esperamos algo con mucha ansia, ponemos las expectativas muy altas, y al final, se diluyen, porque nos esperábamos mucho más de lo que fue. ¿Le pasará esto a la película?

Tengo que reconocer que todavía no he ido a verla, y que particularmente tenía muchas ganas de acudir a su estreno, para ser la primera en criticarla, o quizás en vanagloriarla. Pero el hecho de no haber podido hacerlo puede que esté de mi parte. Por un lado puedo hablar con total seguridad sin estropearle el final a nuestras lectoras, y al mismo tiempo puedo recoger las críticas que se han llevado a cabo a través de las redes sociales de una manera más objetiva. Y la verdad es que de momento, va ganando la desilusión frente a lo esperado en 50 Sombras de Grey.

Una cenicienta casi de cuento

Aunque muchos usuarios se han limitado simplemente a comentar un me gusta o no me gusta sobre 50 Sombras de Grey, en los hastags que hacían referencia al film hemos visto actitudes mucho más claras, explicando las razones de por qué la peli no acabó resultando lo esperado. En un análisis de estas, lo que más veces es compartido es la falta de morbo. Pero ¿no era 50 Sombras de Grey una película cargada de erotismo? ¿Cómo va a ser ahora que no tenga morbo? En realidad es bastante contradictorio, pero cabe recordar que la película va al cine, y no es porno de ese que se puede alquilar o ver en la red. Quizás porque se esperaba, o se prometió mucha más carga erótica, las críticas a la falta de ésta ya la han denominado como una cenicienta moderna que le gusta probar el sexo más bondage, pero sin exagerar en ninguna toma. Le falta esencia para la mayoría.

Sin embargo, la falta de sexo o de morbo no ha sido la única crítica que ha abordado el estreno de 50 Sombras de Grey. Nos hemos encontrado también con muchas críticas procedentes de los sectores más feministas que la acusan de volver a estereotipos del pasado en los que la mujer debe dejarse someter, y en los que el hombre es el que manda. Desde luego, en este caso el terreno sexual es dónde más se ve, pero si presumimos que lo que hace Grey es lo correcto, entonces se puede extrapolar fácilmente a otros ámbitos de la vida en pareja, y no creo que con unas estadísticas sobre violencia machista como las que tenemos en España, vayamos hacia ningún lugar positivo.

Revolución exagerada

Quiénes pensaron que en realidad 50 Sombras de Grey iba a revolucionar el mundo del sexo, también se equivocó. Puede que aquellos que no quieren oír hablar de porno, acaben pensando que el bondage es una nueva forma de sexo, pero para ser francos, cuando el sexo es la palabra clave más buscada de Google, no creo realmente que nos vayamos a encontrar con que haya mucho público del que sí compró las entradas que se vaya a sorprender. Menos aún cuando poco a poco se nos van cayendo todos esos tabúes del mundo social en el que estamos. Está claro que muchas cosas han cambiado, y puede que comparar la película con algunas de las revoluciones que se vivieron en el mundo del cine en el que apareció por primera vez hace décadas el cuerpo desnudo, se hayan quedado demasiado grandes para la cinta.

Lo que sí está claro es que el récord de taquilla será amplio. La expectación ha sido máxima, y que se estrenase por San Valentín ha sido la gota que colmó el vaso en cuanto a estrategias de marketing. Creo que en ese sentido, con el marketing, sí que han sabido jugar bien. Lo que ya no me queda tan claro es si tanta desilusión hará que sean posibles segundas partes. Aunque siempre nos quedará el consuelo, en caso de que lo negativo pueda con lo positivos, que segundas partes nunca han sido buenas, con lo que mejor, que no quepa esa posibilidad. ¿No te parece?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...