Festival de Cine Alemán de Madrid 2014. Día 2: ‘Dear Courtney’, ‘El extraño gatito’ y ‘Susurros tras la puerta’

Una comedia, un thriller erótico y un curioso ejercicio de estilo protagonizan la segunda jornada del certamen germano.

Imagen de El extraño gatito

La segunda jornada de la 16ª edición del Festival de Cine Alemán de Madrid se saldó de manera irregular. La película más interesante de la jornada fue la marciana ‘El extraño gatito’, ópera prima de Ramon Zürcher que participa en el certamen dentro de la sección Arthaus, dedicada al cine independiente. El director nos muestra los preparativos de una cena familiar. La mayoría de la acción transcurre en la casa donde se realizará la celebración. Gran parte de los asistentes relatará alguna extraña experiencia que ha vivido y se relacionará con el resto de una manera un tanto peculiar.
El joven director ofrece un trabajo curioso que usa de manera inteligente el fuera de campo y crea una atmósfera enrarecida que juega con la mezcla de diversos elementos que se repiten a lo largo del metraje en diferentes combinaciones. El resultado es un ejercicio de estilo atípico que puede provocar el adhesiones o rechazos, pero no dejará indiferente a nadie. Eso sí, durante la proyección del largometraje hubo numerosas deserciones de espectadores.

Por otra parte, ‘Dear Courtney’, segundo largometraje de Rolf Roring, supo a decepción. El filme parte de una idea interesante: ¿Y si Kurt Cobain no hubiera escrito ‘Smells Like Teen Spirit’, el éxito que catapultó la carrera de los norteamericanos Nirvana? Roring sigue los pasos del presunto autor, un joven alemán que compuso el tema para una chica de la que se había enamorado, y sigue su particular odisea para lograr que el cantante estadounidense reconozca su trabajo. La cinta parte de un original punto de partida que podía haber dado lugar a una película en la senda de ‘Alta fidelidad’ y ‘Casi famosos’, pero prefiere optar por una mezcla de road movie y comedia que pierde gas a partir del primer cuarto de hora. El resultado es una obra que intenta ser divertida, pero que solamente logra provocar el aburrimiento y el bostezo.

Imagen de Susurros tras la puerta

Tampoco convenció ‘Susurros tras la puerta’, una TV movie dirigida por Grzegorz Muskala. Prestigioso cortometrajista, el realizador demuestra cierta pericia a la hora de lograr una atmósfera opresiva, pero fracasa a la hora de llevar a la pantalla un guion imposible repleto de personajes demasiado caricaturescos y situaciones imposibles. El joven cineasta mezcla el thriller erótico de los noventa en la onda de ‘Sliver’ con homenajes a Alfred Hitchcock y David Lynch. Todo ello para contarnos la historia de un joven universitario que se obsesiona con su casera, una mujer que vive con un hombre sumamente violento. El resultado es un pastiche repleto de referencias a cintas como ‘La ventana indiscreta’ o ‘Psicosis’ que provoca más risas involuntarias que verdaderos sustos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...