Finisterrae, la sorpresa española del Festival de Rotterdam

Finisterrae ha dado la campanada en el Festival de Cine de Rotterdam. Esta película independiente, sin apenas presupuesto y con diálogos improvisados ha conseguido hacerse con el máximo galardón del certamen para asombro de todos.

Hay películas que dan la sorpresa y festivales que  gustan de alejarse de las convenciones y apostar por aquellas películas que menos oportunidades tendrían en los circuitos comerciales. El Festival Internacional de Cine de Rotterdam, más conocido como el Festival de Sundance Europeo, es uno de esos festivales  a los que les gusta salirse de los moldes establecidos y este año, como muestra de su potencial como festival independiente que gana peso a nivel internacional ha elegido a la película ‘Finisterrae’ de Sergio Caballero, sobre el Festival Sónar, con su máximo galardón del certamen, el Tiger.

Que ‘Finisterrae’ se haya hecho con el galardón ha sido algo que estaba fuera de lo previsto. La cinta es el debut del realizador Sergio Caballero, músico y artista multidisciplinar, así como co-director del Festival Internacional de Música Avanzada y Arte Multimedia, Sónar, y responsable de la imagen y campañas del festival.

Crel promocional de Finisterrae. Imagen: Festival Sonar

Finisterrae no tiene un argumento complejo. La cinta, una especie de road movie española,  se basa en las andanzas de un grupo de fantasmas  que hartos  de transitar en el mundo de la penumbra  deciden hacer el Camino de Santiago. Hasta ahí lo que estaba en el guión. Y es que , aunque parezca asombroso y suene a chiste, el argumento de la película era lo único que estaba previsto de antemano cuando Caballero comenzó a rodar, sin planos estudiados previamente, sin una idea clara de lo que sería el montaje final de esta cinta y con unos diálogos (algunos de ellos en ruso) que nacieron de la improvisación tanto por parte de los actores como del director.

Sin embargo, la experiencia, lejos de resultar un fiasco, derivó en una película que se ha ido haciendo un hueco muy digno entre las películas de culto. De hecho, el jurado del festival de cine de Rotterdam ha manifestado su admiración por una cinta que, dicen, se convirtió desde su proyección en  “el intruso del certamen”, en una película que “ha reconfigurado los límites del festival, arriesgada y original”.

Y es que , realmente nadie podía prever el éxito de esta película rodada con un escaso presupuesto, pero con grandes dosis de talento, humor y surrealismo,  que incide en la vertiente audiovisual del Festival Sónar y que , sin duda, supondrá una fuente de atracción para él en nuevas ediciones.

De ahí que ni siquiera el equipo de la cinta tuviese palabras para explicar lo que sintieron al recibir el galardón. “Estamos muy satisfechos. Es la primera película de Sergio y es una producción que se hizo con más pasión e instinto que oficio. Sergio se metió en el cine para hacer algo distinto para la imagen de Sónar, queríamos salirnos de las normas. La película es bastante particular, fuera de lo común”, explicaba Ricard Robles, codirector del festival, nada más conocer la noticia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...