La deuda del cine con Philip Roth

Philip Roth, Príncipe de Asturias

Las adaptaciones del escritor norteamericano Philip Roth no se han prodigado mucho en el cine. No lo vamos a negar. Sus novelas, con constantes referencias a la autodeterminación personal, el poder de los egos internos, las inseguridades propias o los complejos más arraigados hacen que plasmar esa algarabía de emociones y contradicciones inherentes al ser humano se convierta menudo en una tarea complicada.

La complejidad y el trasfondo de su narrativa han sido recientemente recompensadas con el Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2012, que unidos a otros como el Pulitzer (gracias a ‘Pastoral americana’) o la medalla de Oro de Narrativa de la Academia Estadounidense de las Artes y las Letras hacen de Roth uno de los literatos más galardonados y alabados por la crítica. Repasamos su corto recorrido cinematográfico, con apenas cuatro obras estrenadas en la gran pantalla y dos proyectos en ciernes.

1. COMPLICIDAD SEXUAL (GOODBYE COLUMBUS)

Goodbye Columbus se trata del primer libro publicado por Philip Roth. Estructurada en una novela y cinco cuentos breves, está ambientada en Newark, ciudad natal del escritor. El amor imposible, la asimilación de los verdaderos intereses personales o la integración de las clases judías en Norteamérica son los temas abordados sin tapujos. ¿Sabemos lo qué nos hace felices? ¿Es lo que realmente necesitamos o nos engañamos para creerlo así? Las preguntas plateadas por Roth tuvieron respuesta además en la adaptación cinematográfica de 1969 de Larry Peerce. El director, que se ha bregado por lo general en series televisivas (Batman, Green Hornet , Cazafantamas, Los Monroe…) o TV Movies, firmó aquí su película más reconocible –con permiso de ‘Víctima de la ley’ nominada a la Palma de Oro en Cannes-. La pareja protagonista fue Ali MacGraw, (‘Love story’), tras desbancar a la mismísima Natalie Wood, y Richard Benjamin (‘Almas de metal’, ‘Trampa 22’ o ‘Desmontando a Harry’). El resultado final es más intrascendente que otra cosa, pero se puede ver con agrado si tus expectativas no son elevadas. El film no fue un fracaso absoluto, a pesar de las acusaciones de antisemitismo que se proclamaron contra Roth tras la publicación del texto original.

Goodbye Columbus

2. PORTNOY’S COMPLAINT

Portnoy´s complaint, o ‘El mal de Portnoy’, tuvo su adaptación en 1972. La novela es un monólogo de un joven judío que se confiesa ante su psicoanalista. Sus inseguridades sexuales, miedos, forma de vida y fobias (y por tanto las de toda una sociedad) son puestas al descubierto. De nuevo con Richard Benjamin en el papel protagonista, fue la única película dirigida por Ernest Lehman (que triunfó en su faceta de guionista con credenciales más que potentes: ‘West Side Story’, ‘¿Quién teme a Virginia Wolf?’, ‘Con la muerte en los talones’ o ‘el Premio’). Esta vez, el film fue recibido con tibieza y malas críticas por lo general. En España ni siquiera fue estrenada y cuesta encontrarla editada de algún modo. Ha dejado poco recuerdo en la historia del séptimo arte.

Portnoys complaint

3. LA MANCHA HUMANA (The Human Stain)

La Mancha Humana es quizás la más conocida de todas las adaptaciones de Philip Roth. Saltamos hasta 2003 donde Robert Benton –director reivindicable con films de la talla de ‘Kramer contra Kramer’, ‘Billy Bathgate o ‘Al caer el sol’- reunió para la ocasión a dos pesos pesados de la interpretación. Nos referimos a Anthony Hopkins y Nicole Kidman. El galés interpreta a Coleman Silk, un afamado profesor de Universidad acusado de racismo. Atrapado en una situación incontrolable, unida a la reciente pérdida de su esposa, pedirá ayuda a un amigo escritor (Nathan Zuckerman, álter ego de Roth) para que indague en la historia real y denuncie los hechos. Sin embargo, lo que descubrirá pondrá en tela de juicio años de falsas apariencias, mentiras, secretos inconfesables y un pasado desconocido del personaje (sin duda, uno de los aspectos más criticados a la hora de la elección de Hopkins al papel). Los orígenes del personaje, que le hunden en una cobardía vital recalcitrante y una renuncia de los mismos, forman parte de una de las reflexiones más interesantes de la historia. El film no terminó de convencer, quizás por la difícil química como pareja de Kidman (otro elemento destructivo en la trama desde el punto de vista existencialista), y Hopkins. Ed Harris completaba un reparto que, aún así, realizaba un buen trabajo en líneas generales. No quedará como uno de los mejores trabajos de Benton pero merece una revisión. Lo que es inadmisible es no leerse la novela.

La mancha humana

4. ELEGY

En 2008 Isabel Coixet adaptó ‘El animal moribundo’ (magnífico título que no sé por qué no se conservó) contando con Penélope Cruz y Ben Kingsley en los roles principales. La historia habla de un profesor sexagenario, liberal y con una capacidad innata de seducción que se ve acorralado con sus propias armas. Atrapado en las redes de una joven cubana de apenas 30 años, ante su incredulidad, empieza a depender en exceso de una relación que representa un irremediable callejón sin salida. Los problemas crecen exponencialmente y las diferencias de la pareja se hacen más que evidentes. El desenlace de esta novela corta une como una sutil condena elementos de sexo y muerte de una forma carnal y poéticamente bella. Coixet decepcionó con la versión para la gran pantalla. Con un modesto resultado en taquilla, la sensación general es que la superficie del film apenas había tocado tangencialmente la profundidad del relato de Roth. Kingsley hace, eso sí, una portentosa actuación. No se puede decir lo mismo de Penélope Cruz, perdida en un personaje con más desarrollo del que ella proporciona. En definitiva, fallida.

Lo que está por venir

El director australiano Philip Noyce lleva dándole vueltas desde hace más de un lustro a ‘Pastoral americana’, una de las obras culmen de Philip Roth. Narra la historia de un escritor –otra vez Zuckerman- que cuenta las vivencias de un muchacho judío de Newark cuyos principales (y admirables) valores se ven desequilibrados por las circunstancias sociales y económicas de la época. Un tratado sobre los problemas de aferrarse a unos parámetros que nunca deben ser tomas como absolutistas, sobre la vanidad del ser humano, su corrupción y que plantea la duda de si resulta posible llevar unos principios hasta las últimas consecuencias –aunque conduzcan a la autodestrucción-

Por otra parte, Barry Levinson tiene previsto estrenar en 2014 ‘The humbling’ o ‘La humillación’. En la novela, Simon Axler es un otrora célebre actor que sufre un bache emocional. Incapaz de trabajar, relacionarse o vivir simplemente, se postula irremediablemente ante el ocaso de su existencia. Un sórdido secreto sexual le hará replantearse un modo de vida que supondrá un auténtico descenso al averno sin marcha atrás. Al Pacino la protagonizará.

Por tanto, como hemos visto, parece que el cine le debe una a Philip Roth. ¿Quedará alguna vez la cuenta saldada? ¿O es misión imposible?

Imagen | El Universal

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...