Star Wars: El Imperio Contraataca

Tras el gran éxito cosechado por George Lucas con la primera película de La Guerra de las Galaxias estaba cantado que tarde o temprano contemplaríamos una secuela. Lucas cedería para la realización de la misma su silla a Irvin Kershner (por aquello de que otra sensibilidad dotaría al conjunto de otro estilo) y el bueno de George figuraría en los créditos como director ejecutivo.

elimperiocontraataca2.jpgEl refranero popular dice que segundas partes nunca fueron buenas; sin embargo El Imperio Contraataca que se estrenó en 1980 es sin duda la mejor de todas las películas de la saga. Y es que al contar con los mismos personajes profundiza en nuestro conocimiento de algunos elementos del primer filme que habían podido quedar en duda. Y sobre todo plantea el complicado triángulo amoroso que forman Leia, Han Solo y Luke. Sin duda alguna uno de los elementos claves de toda la saga, Star Wars dejaba de ser una space opera inocentona con final feliz para convertirse en una oscura epopeya genialmente realizada.

En lugar de mantener a los héroes unidos los separan y así dividen nuestros puntos de interés: Han, Leia, Chewy y C3PO son perseguidos hasta enfrentar la traición de un antiguo camarada de Han: Lando Calrissian, en la Ciudad de las Nubes Bespin. Luke se dirige con R2-D2 al planeta Dagobah donde será entrenado por el maestro Yoda. Quizá se incluyan en estas secuencias los momentos más cargados de simbolismos de todo el universo Star Wars.


Y es que a medida que la historia se desarrolla la complejidad crece y aparecen situaciones que podríamos denominar vitales como el sufrimiento de los inocentes, la incapacidad de salvar a un amigo y la incapacidad de Luke para convertirse en Jedi. Pero lo mejor es el final de la película en el que se descubre una horrible realidad

c4165.jpgMientras la película se aproxima a su clímax va tratando temas más y más complejos, la traición a Han de su viejo amigo, el sufrimiento de inocentes (los amigos de Luke siendo usados como carnada para atraerlo a Bespin), la incapacidad de salvar a un amigo (Luke y Leia no pueden salvar a Han de ser llevado a Jabba The Hutt por el caza recompensas Bobba Fett), o el hecho de que el personaje de Luke es llevado a un nuevo nivel: a pesar de toda la sabiduría que Yoda le da para poder convertirse en Jedi, Luke parece no entenderlo nunca y se resiste a sus lecciones debido a su joven e imprudente naturaleza. Y por no escucharlo (o no querer hacerlo) terminará pagándolo.

El momento decisivo ocurre al final de la película, donde se descubre una horrible realidad, esa escena en particular es considerada como el momento más memorable de TODA la saga de Star Wars.

c4170.jpgLos efectos especiales, el sonido, la música y la actuación de los artistas son mucho mejores que los de la película original, sin embargo El Imperio Contraataca llevó a la historia de Star Wars a un nivel mucho más profundo, tanto dramático como temático, que ninguna de las demás películas de Star Wars que han ido apareciendo hasta la fecha han podido igualar. Esta escala narrativa hace de este film una de las mejores películas de todos los tiempos… y la mejor película de Star Wars. Es una pena que pese a haber contado con un presupuesto de 32 millones de dólares no llegara a entusiasmar al público en general tanto como la primera parte.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...