Un padre en apuros: Un día en la vida de John Lasseter

Hoy os presentamos en cartelera lo que parece un día en la vida de John Lasseter, el mandamás de Pixar, Toy Story y director jefe de animación de Walt Disney Pictures. Filmado en marzo de 2011, justo en el cierre de Cars 2, y publicado en YouTube por Disney, el mini-documental Un día en la vida de John Lasseter son 25 divertidos minutos de un curioso documental Disney.

Muestra a un padre de familia (tiene cinco hijos) que se emociona al recordar su infancia eb su enorme casa en California, una mansión enorme en la que nos encontramos con la primera planta, un gimnasio (el gordita John Lasseter hace lo que puede por mantenerse físicamente) y 370 camisas hawaianas. ¿Por qué tantoa? Debido a que con una camiseta para cada día y cada tarea todo es más divertido: «Hoy voy a trabajar en Cars 2, así que me puse una camisa con dibujos de coches«, Lasseter dice, orgulloso de su armario. «Me gustan las camisas hawaianas, porque son como juguetes que se pueden transportar. ¿Y sabes qué? Si te ven, ¡nadie se da cuenta!»

Después de la visita a la Villa del Valle de Sonoma: un diseño detrás de los hermanos Marx por Al Hirschfeld, descubre una escalera oculta que conduce a la «train librairy«, una biblioteca en la que, como su nombre indica, un tren eléctrico circula a toda velocidad. Y todavía no has visto la sala de proyección … «bueno, ¿no?» Han pasado ocho horas, es el momento de ir a trabajar. Un conductor lleva a Lasseter a los estudios Pixar. Durante el viaje, no pierde el tiempo, graba un pequeño comentario de audio sobre una escena de Cars 2 y la envía directamente a través de su tablet. La vida es un juego para John Lasseter, el tipo de hombre capaz de dar un abrazo de oso a todos los que trabajan con él. Su oficina se asemeja a una tienda de juguetes, donde nos encontramos, en la pared, un gigante de gato-bus dibujado por san Hayao Myiazaki en persona, un montón de figuras de acción de Toy Story, o un busto de sí mismo en Lego. Pero también la seguridad general de la infancia: un peluche de Casper el fantasmita, que asusta cuando tiramos de la cuerda.

Todo esto puede parecer un poco regresivo (seguro que no está lejos de tener el síndrome de Peter Pan)- Pero este entorno dedicado a los placeres de la infancia de Lasseter no impide a un gerente ser hiper-activo y organizao, pasamos a una reunión con el equipo de iluminación, luego del doblaje a la animación. Y así durante todo el día. Reactiva, que no duda en añadir en el último momento una línea de diálogo refiriéndose a la catástrofe nuclear de Fukushima, ya que «incluso en las películas de animación, a veces hay que cambiar algunos detalles para tratar de mantenerse en contacto con el respeto a su público en el mundo». Una última línea de diálogo, los subversivos, que volverá a cambiar para evitar ofender al público francés y japonés… Eso es también Disney-Pixar: un equipo con compromisos, por supuesto, plazos ultra ajustados y una vocación general. Un montón de trabajo, como se puede ver. Sin embargo, como John Lasseter dijo: «si te gusta tu trabajo, probablemente no faltes ningún día de tu vida a tu trabajo«.

Aquí está el documental en diferentes partes colgadas en Youtube. Salta el primer minuto de cada vídeo para no ver siempre la introducción del mismo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...