Accidentes domésticos: caídas, golpes y cortes

Aunque no hay mejor lugar para sentirse cómodos y seguros que nuestro propio hogar, lo cierto es que según datos del Ministerio de Sanidad, es precisamente en las casas donde se producen un mayor número de accidentes domésticos.

Las caídas y golpes generan lesiones articulares, contusiones, fracturas, son  las consecuencias más habituales de este tipo de accidentes.


En estos casos, en primer lugar, se deberá colocar al accidentado de manera que esté cómodo y pueda mantener en reposo la zona afectada. Si hay inflamación, se aplicará frió. Si la lesión parece grave, hay que solicitar ayuda médica urgente. Si son golpes en la cabeza y ante un traumatismo craneal, si se producen sangrados por el oído, vómitos o pérdida de conciencia, hay que solicitar ayuda médica urgente.

En cuanto a los cortes y heridas son los accidentes habituales cuando se cocina o se realiza bricolaje en el hogar. Si has sufrido un corte, en primer lugar, hay que lavarse bien las manos, ya que, en estos casos, es importante extremar la higiene para evitar que la herida se infecte.

Se limpia bien con agua y jabón o bien con suero fisiológico. De esta manera evitaremos que entre suciedad en su interior y a continuación, le aplicaremos una gasa empapada en desinfectante. Finalmente, se tapará con una gasa limpia con una venda o esparadrapo.

Por otro lado si es un caso grave como objetos clavados en la herida. No hay que extraerlo, ya que se puede producir una hemorragia. Si la herida es profunda: Sé cubrirá con gasas limpias, efectuando presión. Hemorragias que no cesan, se debe efectuar una compresión sobre las zonas que sangran.

Hay que tener en cuenta que para desinfectar las heridas, no debe utilizarse nunca algodón, ni alcohol, ni tampoco pomadas antibióticas, polvos, etc.

Imagen | entrepadres

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...