Aprovecha las naranjas con estas recetas dulces

Si te gustan las naranjas te gustaran estas recetas…

oranges-42395_1280

El invierno es tiempo de naranjas y aunque podemos comerlas al natural o en zumo, las siguientes recetas te harán disfrutar mucho más de esta exquisita fruta.

La naranja es una fruta cítrica y carnosa que suele tener unos once gajos de color naranja. Podemos distinguir dos tipos de naranjas: las dulces y las amargas.

Tipos de naranjas

Podemos distinguir dos tipos de naranjas:

  • Naranjas dulces
  • Naranjas agrias o pérsicas

Naranjas dulces

Dentro del tipo de naranjas dulces podemos distinguir:

  • Naranjas Navel cuyo significado es ombligo, porque en su interior tiene un hueco ocupado por un segundo fruto, como si fuese una mini naranja. Su sabor es muy dulce, por eso se come al natural.
  • Naranjas Blancas o Valencia que proceden de las Navel pero son más blancas y no poseen el ombligo de las Navel. Se pueden comer al natural, pero normalmente se usan para zumo.
  • Naranjas sanguinas que poseen semillas, corteza fina y brillante y zonas de un color rojo intenso tirando a granate. Se utilizan para zumo y su sabor es algo agrio

Dentro del tipo de naranjas agrias o pérsicas podemos distinguir una variedad que se cree que es un híbrido entre un pomelo y una mandarina. Como son algo amargas no se comen al natural y solo se utilizan en la elaboración de mermeladas, confituras y esencias.

La naranja es una fruta de la que podemos aprovechar la piel y para ello debemos lavarla muy bien y pelarla muy bien pues la piel blanca es amarga. La ralladura de la piel de naranja se utiliza para elaborar postres y vinagretas.

Naranjas confitadas

Llamamos frutas confitadas a las que se sumergen y cocinan en almíbar para que pierdan su humedad interior y puedan conservarse sin que se pudran. Las frutas confitadas se elaboran para conservar y para la elaboración de postres navideños aunque suelen consumirse todo el año.

Para elaborar naranjas confitadas no necesitas ningún aparato especial, solo vas a necesitar un cuchillo bien afilado para cortar rodajas muy finas de naranja, un cazo, agua, azúcar y bicarbonato.

En primer lugar debes lavar bien 2 naranjas, secarlas con un paño seco y cortarlas en rodajas finas. Coloca las rodajas de naranjas en un cazo con agua, añade una cucharada de bicarbonato y ponlas a hervir para hacer desaparecer el sabor amargo de la piel.

En segundo lugar pon las rodajas de naranja en una olla con tapa y 150 ml de agua limpia y 300 gramos de azúcar.Deja hervir a fuego lento durante unos 40 o 50 minutos y luego retira del fuego y deja enfriar.

En tercer lugar saca las rodajas de naranja y colócalas en una rejilla para que se enfríen y cuando lo hagan ya puedes disfrutar de este delicioso manjar.

Mermelada de naranjas

Para elaborar una rica mermelada de naranja debes seguir los siguientes pasos:

  • Lava bien bajo el grifo y con una esponja la piel de 1 kilo de naranjas
  • Pela 2 naranjas procurando no coger la parte blanca porque es muy amarga
  • Corta la piel de las dos naranjas en tiritas o trocitos muy pequeños
  • Quita la piel al resto de naranjas
  • Córtalas en trocitos pequeños y ponlas al fuego con 600 gramos de azúcar
  • Cuando comience a hervir baja el fuego y deja cocinar al menos media hora
  • Puedes cocinar un poco más si quieres una consistencia más espesa
  • Cuando esté bien consistente deja enfriar y envasa en frascos esterilizados que debes conservar en lugares alejados de la luz.

Naranjas rellenas

Para elaborar estas deliciosas naranjas rellenas necesitas:

  • 4 naranjas dulces
  • 4 huevos
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 4 cucharadas de leche condensada
  • Anis dulce

Debes comenzar por lavar las naranjas e ir vaciando su carne en un cuenco, procurando no romperla porque la necesitas para echar el relleno.

Separa la clara de las yemas. A las claras le añades las dos cucharadas de azúcar y las montas a punto de nieve. A las yemas le añades la leche condensada, la pulpa de las naranjas y el anís, tritura todo con una batidora y luego añade las claras montadas a punto de nieve.

Con esta mezcla rellena las mitades de las naranjas y mételas en el congelador durante al menos unas 10 horas.

Fresas con zumo de naranja

Cuando piensas en fresas, seguro que la nata te viene a la cabeza, pero prueba a elaborarlas con zumo de naranja y azúcar y verás como te encantan.

Para elaborar las fresas o fresones con zumo de naranja debes lavar y cortar las fresas y cubrirlas con zumo de naranja natural y añadir el azúcar que desees. Deja enfriar un poco en la nevera para que a la hora de ponerlas en la mesa estén bien frías.

Ya ves, las naranjas son deliciosas cuando las comemos al natural, pero si quieres que las naranjas te duren algo más que la temporada de invierno puedes probar a elaborar las recetas anteriores y disfrutar de su sabor todo el año.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...