Batidoras de mano, de vaso o de varillas ¿cuál prefieres?

Si necesitas una batidora de cocina este artículo te puede interesar

Las batidoras son pequeños electrodomésticos que se han vuelto imprescindibles en la cocina sobre todo para cambiar la textura original de los alimentos que antes se hacía utilizando las manos, los morteros, las cucharas o los tenedores…

La primera batidora era de manivela y en el año 1922 aparece en Estados Unidos la primera batidora de vaso eléctrica y en pocos años en todas las cocinas del país había una.

En España la batidora que se hizo más popular fue la batidora de brazo también llamada «minipimer» que fue patentada por un ciudadano suizo llamado Roger Perrinjaquet en el año 1950.

Batidoras de mano de vaso o de varillas

Una batidora de brazo o de mano consiste en un cuerpo vertical compuesto de dos piezas, una que contiene el motor y otra larga que contiene las cuchillas que trituran los alimentos.

Esta batidora se usa fundamentalmente para triturar, emulsionar o batir, por eso consta de un vaso largo que evita las salpicaduras.

Con una batidora de mano podemos hacer cremas y salsas finas como mayonesa, pero también es útil para quitar los grumos a la salsa bechamel o a la mezcla de las crepes…

Hoy en día la mayoría de las batidoras de mano incluyen una varilla batidora y una minipicadora.

Batidora de vaso

La batidora de vaso también recibe el nombre de batidora americana y consta de una base que incorpora el motor y sobre la que va un vaso o más bien una jarra con medidor y  pico vertedor que suele ser de un cristal que soporta las altas temperaturas y el frío. Esta jarra tiene en el fondo unas cuchillas que giran a mucha velocidad. También tienen una tapa para evitar salpicaduras con una pequeña abertura para poder añadir ingredientes mientras se está usando.

Suelen ser muy potentes y trituran alimentos fibrosos o duros en pocos segundos. Suelen usarse para preparar batidos, granizados o sorbetes pero también pueden hacer salsas o purés.

Batidora de varillas

Las batidoras de varillas suelen usarse sobre todo en repostería pues no son más que una versión eléctrica de las varillas manuales.

Esta batidora consta de un motor que tiene una asa al que se pueden incorporar dos varillas en la parte inferior. Normalmente tienen dos tipos de varillas, las de batir y las de amasar. Con las varillas de repostería se puede montar claras a punto de nieve o nata muy fácilmente, sin embargo las varillas de amasar no son muy recomendables para elaborar pan.

Y tú ¿qué batidora prefieres?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...