Canónigos o hierba de gatos para la cocina

canonigos-o-hierba-de-gatos-para-la-cocina

Aunque suene así, los canónigos le debe su nombre al hecho de que era una planta que se solía encontrar en los jardines de conventos y monasterios. También se la conoce como máche y como ‘hierba de gatos’ ya que su intenso olor atrae a los felinos.

En la actualidad se siguen cultivando algunas variedades de hojas más grandes y tiernas que las silvestres. Su sabor es suave y delicado y recuerda ligeramente a la nuez o la avellana, pero con un fondo algo picante.

Si la compras para cocinar o para tus platos, se aconseja consumirla antes de dos días, aunque guardada en la parte baja del frigorífico puede conservarse hasta cuatro días.

En la cocina, su uso es algo limitado, ya que la mejor forma de consumirla es cruda o en preparaciones que requieran poco calor. Lo mejor es tomarla en ensaladas, en tortillas, cremas frías o en sopas a las que se añade en el último momento.

Por otro lado si la usas en ensaladas, hay que evitar los aliños demasiado fuertes que pueden quitarle el sabor.

Imagen | cocinadeangel

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...