Consejos para congelar pescado para estas Navidades

Si te gusta el pescado y no sabes congelarlo bien no puedes perderte este artículo

ice-fishing-2919070_1280

Al igual que el marisco, el pescado también sube de precio cuando se acercan las Navidades, por eso si deseas poner pescado en tu mesa estas Navidades, lo mejor es que lo vayas comprando antes de que el precio llegue a las nubes.

Si quieres comprar pescado para congelar, lo mejor es que te vayas dando prisa antes de que empiece a subir de precio pero trata de buscar un día en el que tengas tiempo de preparar, limpiar y congelar el pescado que has comprado en ese mismo día para conservar intactas todas sus propiedades.

La noche anterior puedes dejar preparadas todas las cosas que vas  a necesitar para congelar el pescado:

  • Bolsas de congelación de varios tamaños
  • Papel absorvente de cocina
  • Un escurridor para el pescado
  • Un rotulador permanente para etiquetar las bolsas
  • Pon el congelador al máximo para que tenga frío suficiente al día siguiente para congelar todo el pescado en perfectas condiciones

A la hora de la compra hay que fijarse en la procedencia del pescado y leer las etiquetas que lo identifican porque hoy en día se vende como fresco pescado que ha sido congelado previamente y para que tenga mejor aspecto le añaden aditivos.Las etiquetas que identifican a este pescado son: “Pescado tratado”. Este tipo de pescado puede consumirse en fresco pero es mejor que no lo compres si lo piensas congelar.

Tampoco es conveniente comprar filetes de pescado ya hechos, es mejor que el pescadero os los haga en el momento porque así conservarán todas sus propiedades.

Consejos para congelar el pescado

  • Al llegar a casa  lava bien el pescado debajo del grifo y trata de retirarle todas las vísceras y la sangre que haya quedado acumulado en el interior
  • Cuando el pescado esté limpio ponlo en el escurridor para eliminarle los restos de agua acumulados
  • Luego sécalo bien con el papel absorbente
  • Procura que las zonas de la cocina donde vas a manipular el pescado estén bien limpias, pues la congelación no destruye los gérmenes y bacterias, solo las inactiva mientras están congeladas, pero en cuanto se descongelen volverán a activarse.
  • Si vas a congelar el pescado entero, debes poner también un poco de papel absorbente  en el interior en la zona donde estaban las vísceras para tratar de quitarle toda la humedad acumulada.
  • Si necesitas el pescado entero porque lo vas a preparar al horno, congélalo entero, pero si lo que quieres son rodajas o filetes es mejor que las prepares antes y congeles el pescado ya preparado en las porciones que luego vas a necesitar
  • Congela el pescado en bolsas de congelación a la medida del pescado y no uses  bandejas de poliestireno ni de cartón.
  • Etiqueta el pescado que congeles con el rotulador apto para ello y recuerda que los pescados grasos no deben pasar más de un mes en el congelador y los magros tres meses
  • No congeles nunca un pescado que ha pesado mucho tiempo a temperatura ambiente y ha perdido la cadena de frío.
  • Solo puedes volver a congelar un pescado que ha sido descongelado si lo congelas cocinado

Consejos para descongelar el pescado

Si quieres que tu pescado congelado conserve todas sus propiedades y su sabor como si fuera fresco, debes descongelarlo de la manera adecuada:

  • La clave para que el pescado congelado esté fresco como el día de la compra es descongelarlo sin prisas
  • Lo mejor es sacar el pescado del congelador la noche anterior y meterlo dentro del frigorífico toda la noche
  • Coloca el pescado encima de una rejilla para que no esté en contacto con el agua que va soltando
  • No descongeles nunca el pescado a temperatura ambiente porque esto favorece el desarrollo de bacterias
  • Si necesitas que el pescado se descongele más rápidamente, no se te ocurra meterlo en agua caliente, hazlo metiendo el pescado en agua con hielo y sal
  • El lugar de la nevera más adecuado para que el pescado descongele lentamente es justo encima del cajón de las verduras pues es la zona de la nevera que tiene más frío
  • Cuando el pescado esté descongelado debe consumirse antes de hayan transcurrido 24 horas

Otros consejos

  • Recuerda guardar el pescado en porciones individuales, así podrás retirar las que necesites sin que se te estropee ninguna
  • Trata de congelar el pescado en varias bolsas de congelación para evitar que le entre el frio
  • Olvídate de las bolsas de la compra para congelar, pues no todos los plásticos sirven para todo.
  • No te olvides de limpiar la escarcha que se va formando en tu congelador porque el congelador pierde rendimiento y gasta más electricidad.

Las Navidades se acercan, no demores demasiado en comprar tu pescado para congelar porque luego te costará mucho más. Ya sabes como dice el refrán:”Al que madruga Dios le ayuda”, cuanto antes lo hagas más ahorrarás. ¡Ah y no te olvides de seguir los consejos anteriores!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...