Dieta Shangri-La o controlar el apetito con aceite de oliva

dieta-shangri-la-o-controlar-el-apetito-con-aceite-de-oliva

Antes de nada comentar que es una dieta muy discutida por los dietistas como otras tantas que hay por ahí que las incluimos dentro de las llamadas dietas milagrosas.

Esta en concreto es muy curiosa. Ha sido elaborada por el Dr. Seth Roberts, un psicólogo estadounidense aunque es más conocida como la dieta Shangri-La. Su filosofía se basa en controlar o engañar al apetito con cucharadas de aceite de oliva y agua azucarada.


Las comidas muy sabrosas o con aromas que están para comérsela,  aumentan el apetito más de lo normal, algo que es cierto, puesto que el olfato para la comida abre el apetito. Por lo tanto esta dieta consiste en llevar una alimentación de texturas blandas y sabor mínimo o nulo.

Por ejemplo, vegetales en puré y alimentos licuados, con alguna fruta incluida que prácticamente no tienen sabor. Después el azucar y aceite de oliva se toma de la siguiente manera: una hora antes o después de cada comida, se debe beber un vaso de agua con azúcar, y tomar hasta 4 cucharadas diarias de aceite de oliva para controlar el hambre.

La cantidad de azúcar en el agua, dependerá de la cantidad de kilos que se desea perder. Si son unos 10 kilos, 1 cucharada, 20 kilos, 2 cucharadas; y más de 25 kilos, 3 cucharadas.

Evidentemente no es una dieta que esté comprobada, y tampoco es una dieta con proteínas, y esa sensación de querer engañar al estómago con el agua y azúcar es simplemente (dicen los expertos) un modo de engañar el estómago.

Por lo tanto antes de tomarla como dieta, es mejor pensar que quizás sirva para perder peso puntualmente, pero no como un hábito alimenticio.

Imagen | Sabor

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...