Diferencias entre la carne de pollo y la carne de pavo

Si te gusta el pollo y el pavo este artículo te puede gustar

La carne de pollo y la carne de pavo son consideradas carnes blancas y también una importante fuente de proteínas bajas en calorías y grasas.

Las proteínas están formadas por aminoácidos y cuando tienen todos los aminoácidos esenciales en la proporción adecuada decimos que son proteínas de buena calidad o completas.

En la edad adulta necesitamos 1 gramo de proteína por kilo de peso corporal al día y los niños y los ancianos necesitan 1,5 gramos de proteínas por kilo de peso. Un hombre adulto con medio pollo sobrepasa la cantidad diaria de proteína diaria que necesita.

Diferencias entre la carne de pollo y pavo

La carne de pollo y pavo tienen propiedades similares pero tienen alguna diferencia:

  • En primer lugar vamos a hablar del precio, aquí gana el pollo pues es más barato que el pavo
  • En cuanto a las calorías la carne de pavo aporta menos calorías que la del pollo, aunque la diferencia no es demasiada
  • Si hablamos de colesterol sigue ganando el pavo pues es una de las carnes que tienen menos colesterol
  • En cuanto al calcio el pavo sigue ganando pues en unos 100 gramos de pechuga de pavo encontramos 32 mg de calcio mientras que en una pechuga de pollo similar encontramos solo 11 miligramos de calcio.
  • Si hablamos de grasa la carne de pavo sigue ganando pues nos aporta menos grasa
  • En cuanto al sodio la carne de pavo es más baja en sodio que la carne de pollo.

¿ Cómo cocinarlos?

La textura y el sabor del pollo y del pavo permite un sinfín de preparaciones:

  • A la plancha con muy poco aceite y aderezado con hierbas aromáticas
  • A la brasa o a la parrilla aderezados con ajo y un poco de perejil
  • Al horno aderezados con un poco de aceite y su propio jugo además de hierbas aromáticas
  • Guisados están exquisitos pero hay que tener cuidado con el aceite

Las carnes de ternera, cerdo o cordero pueden consumirse poco hechas es decir, ligeramente sangrantes, pero en el caso del pollo o el pavo es mejor consumirlos bien cocinados con el fin de eliminar todo tipo de gérmenes. Al someter la carne a altas temperaturas destruimos todos los microorganismos y podemos consumirla con todas las garantías. Aunque al cocinar mucho la carne se destruyen parte de las vitaminas que aporta, nuestro sistema digestivo puede aprovechar mejor el hierro y las proteínas.

Sin duda si te gusta la carne la mejor opción es la carne blanca y un buen ejemplo son la carne de pollo y la carne de pavo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...