Galletas de jengibre para cocinar con tus hijos en Navidad

A los niños les encanta la cocina y ponerles un delantal y dejarles que se diviertan haciendo galletas es una forma muy entretenida y sabrosa de pasar algunas tardes navideñas.

Galletas de jengibre para cocinar con tus hijos en Navidad

Una de las actividades favoritas de los niños es ayudar en la cocina y hacer galletas es una de sus actividades favoritas. En Navidad puede ser una forma de encontrar momentos divertidos y entrañables con los hijos y hacer de la actividad una costumbre que, con los años, ellos añorarán. Sobre todo si las galletas que vamos a hacer son de jengibre, ya que esta raíz deja un aroma muy especial que nos trasladará rápidamente a esos momentos de felicidad. Eso sí, si decides hacer galletas con tus pequeños déjales que se diviertan y permite que el ambiente sea distendido, aunque luego nos toque limpiar de arriba a abajo la cocina.

Así pues, os paso una receta que me llegó hace tiempo y que yo he ido variando los ingredientes cuando lo he necesitado, hay que pensar que en la cocina hay que innovar y adaptar las recetas que nos dan para hacerlas propias de cada una. Para hacer galletas de jengibre, ahora que estamos llegando a la Navidad podéis tener moldes con adornos típicos navideños, como estrellas, árboles, renos, muñeco de jengibre, etc. Ten a mano también una espátula y un rodillo para aplanar la masa y hacer las galletas de un grosor determinado.

Ingredientes para hacer galletas de jengibre:

  • Una cucharada de jengibre rallado, la cantidad dependerá del gusto que quieras que tengan las galletas, en mi caso, suelo poner un poco menos de una cucharada.
  • Una yema de huevo batida
  • 350 gramos de harina, que sea de trigo
  • 250 gramos de mantequilla
  • Una cucharada de vinagre, hay quien le pone dos, esto va a gustos de cada una.
  • Un poco de sal
  • Fondant blanco o adornos típicos como bolitas de colores, bolitas plateadas, fideos de colores, etc.

Elaboración de la receta:

La receta es muy sencilla, ya que debes ir incorporando todos los ingredientes en un bol y mezclarlos con la espátula hasta que veas que la masa empieza a estar homogénea. A mi a veces me quedan algunos grumos, la forma de conseguir que no me quede ninguno es pasar un poco el brazo de la turmix y me suele quedar la masa muy homogénea, aunque eso sí, depende del aparato puede que no tenga potencia suficiente. Una vez conseguida la masa debes dejarla reposar una media hora. Mientras puedes preparar una superficie limpia donde puedas estirar la masa y pasarle el rodillo. Debes dejar un grosor adecuado a una galleta, esto puede ser de medio centímetro o menos, a nosotros nos gustan las galletas más bien finas.

Una vez tengas la masa bien alisada y con el grosor adecuado es cuando los niños suelen disfrutar más, ya que con los moldes darán forma a las galletas.  Una vez tengamos todos los moldes, hay que pasarlos a una bandeja de horno, en casa tenemos una especial para galletas muy fácil de manejar, pero cualquier bandeja donde se puedan luego despegar fácilmente las galletas sirve. Una vez todas colocadas en la bandeja es cuando debes pintar las galletas con la yema de huevo batida, luego las introduces al horno una media hora o hasta que estén doradas y poner el horno a 200 grados.

Cuando las galletas se hayan enfriado toca decorarlas. Si has hecho o has comprado hecha la masa de fondant puedes decorar las galletas con el borde blanco, poner nieve en los arbolillos, hacer un muñeco de nieve, etc. Hay quien las decora con lacasitos, con bolitas d colores, etc. Aquí juega un papel importante la imaginación, así que si tienes niños deja que ellos decoren las galletas, se pasarán un rato muy divertido y tú disfrutaras viendo como se desenvuelven en la cocina. ¿Qué consejos añadiríais para mejorar esta receta?

Fuente | seelensturm

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...