Guisantes como fuente de energía

guisantes-como-fuente-de-energia

En ninguna cocina deben faltar los guisantes y, menos en época estival, momento en el cual podemos comerlos frescos y recién arrancados de las matas.

Con ellos puedes aportar muchas vitaminas B1 ya que son un alimento excepcional al ser un nutriente que nos colma de energía y nos carga las pilas, eleva el ánimo y deja atrás las tensiones.


Siempre que se consuman crudos, al vapor o con su caldo de cocción, por ejemplo en cremas, el guisante fresco proporciona dosis excepcionales de potasio, un mineral muy beneficioso en la dieta de las personas que sean hipertensas o de aquellas que sufran de calambres musculares.

Exceptuando la soja, no hay ninguna otra legumbre con una concentración tan elevada de proteínas. Para completar su calidad y mejorar, al mismo tiempo, la absorción del hierro que contienen en su interior, conviene cocinarlos con carne, pescado o huevo: salteados con taquitos de jamón, guisados con merluza, etc.

Aunque los guisantes congelados no pueden compararse en sabor a los recién cosechados, conservan muy bien gran parte de sus vitaminas y minerales. Y como dato a destacar, si añades guisantes a la pasta o al arroz obtendrás, así como vegetales variados, obtendrás de un alto valor biológico proteínas.

Imagen | colineta

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...