Hábitos para no caer en la adición alimentaria

Los alimentos más aditivos son los dulces y los grasos, o los que combinan azúcares con grasas y es que, teniendo un control de las adiciones evita tener hábitos pocos saludables. Según estudios, estimulan los mismos centros de placer en el cerebro que las drogas, de ahí su gran poder. Por ello, hay que tomar conciencia de que nos manipulan y hay que controlarlos.

Las personas, somos animales de costumbres. Nuestro cuerpo funciona o reacciona mejor si seguimos un orden y mantenemos en lo posible el reloj biológico. Por lo tanto, no trasnoches, come siempre a las mismas horas e incluye un tentempié a media mañana y una merienda.


No hay que olvidar incluir en la dieta cereales integrales, legumbres y verduras. Y si necesitas comer entre horas pica fruta, yogur y frutos secos. Así evitarás las bajadas de azúcar, que es una de las principales causas que te pueden llevar desesperadamente hacia el alimento adictivo.

Muchas personas consiguen controlar el hambre durante el día, pero al caer la noche se desata la locura. Otras lo hacen fuera de casa o en las fiestas. Como en cualquier adición, la clave está en resistir el mono. Puedes conseguirlo sustituyendo los alimentos problemáticos por otros sanos o por una actividad física.

Imagen | viviendosanos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...