La comida basura

la-comida-basura

Para muchas de las personas obesas, para aquellas que comen de forma compulsiva o aquellas que no pueden evitar asaltar la nevera por las noches, la comida basura es como una droga. Al menos así lo dictan sus cerebros, que activan las mismas zonas y reaccionan de la misma manera que cuando alguien es adicto a la cocaína o a la heroína.

Y es que científicos del Instituto de Investigación The Scripps, en California (EEUU), han demostrado que el impulso que se siente hacia este tipo de comida es más fuerte que ellos. Cuanto más comida basura se ingiere, menos eficaz es la respuesta de placer desencadenada en el cerebro, por lo que toman cada vez mayores cantidades.

Este trabajo presenta la evidencia más completa hasta la fecha de que la obesidad y la drogadicción están basados en los mismos sistemas neurobiológicos. Estudios en ratones han demostrado que la adicción a la comida que desarrollaron llegó a tal punto que perdieron por completo el control de su comportamiento alimenticio. El consumo de estos alimentos calóricos se convirtió en algo incontrolable.

Lo más interesante, es que cuando los investigadores retiraron a los ratones la comida basura y les ofrecieron sólo alimentos sanos, éstos se negaron a comer. El cambio en sus preferencias alimenticias y el cambio a nivel cerebral había sido tal, que preferían casi morir de hambre antes que probar algo que no les producía ningún placer.

Los cambios en el cerebro y en el receptor de dopamina comienzan inmediatamente después de la primera exposición a la comida basura. Un día después de ingerir estos alimentos, el cerebro de los ratones mostraba un estado como si hubieran estado comiendo a lo bruto durante una semana entera.

Imagen | BocaDorada

En Centro Mujer | Chocolate, verdades y mitos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...