La dieta atlántica

Las personas que vivimos al lado del océano atlántico tenemos una dieta muy sana y peculiar, ¿quieres saber cuál es ?

dieta atlantica

Estás a punto de decir adiós al verano y muy probablemente la operación bikini tan ansiada no haya dado los resultados esperados. Al fin y al cabo, en verano, pese a que se come generalmente menos, también se sale más y no es sencillo mantenerse a dieta cuando se come de restaurante. Sin embargo hoy no queremos hablarte de dietas que sirvan para perder peso rápidamente o de programas de alimentación mágicos. De lo que queremos hablarte hoy es de la posibilidad de apostar por la alimentación saludable, ésa que te asegura una cantidad de nutrientes adecuada.

Ultimamente está muy de moda la dieta mediterránea por sana y variada, pero pocas veces se habla de la dieta atlántica que no tiene nada que envidiarle a la dieta mediterránea. Cuando hablo de dieta atlántica me refiero al estilo de alimentación que comparten los habitantes de las zonas bañadas por el océano Atlántico como son: España, Portugal, Francia, Reino Unido… En España la región más representativa de la dieta atlántica es Galicia aunque también comparten gastronomía regiones como Asturias, Cantabria y País Vasco.

Pero, ¿en que consiste la dieta atlántica?

  • Los atlánticos consumimos pescado tres o cuatro veces a la semana. También incluimos en la dieta el marisco siempre y cuando la economía nos lo permita.
  • Consumimos pan elaborado con harinas integrales o incluso con mezclas de varias harinas
  • Las verduras y las patatas las consumimos preferiblemente cocidas.
  • Consumimos muchas frutas preferiblemente cítricos y manzanas, aunque también nos gustan las frutas de temporada como: fresas, cerezas, melocotones, kiwis, melones ,sandías…
  • Usamos para cocinar aceite de oliva
  • Consumimos carne de forma moderada y siempre acompañada con patatas, legumbres o verduras
  • Durante el invierno consumimos en gran cantidad repollo, berzas, grelos y nabizas
  • Consumimos muchos lácteos tanto en forma de leche como sus derivados
  • Nuestros platos no son muy elaborados para mantener la calidad de nuestras materias primas.
  • Mantenemos una vida activa y saludable pues nuestros paisajes facilitan las actividades de ocio.

¿Cuáles son sus beneficios?

Probablemente, como la dieta atlántica es menos conocida que la tan cacareada dieta mediterránea, es probable que no sepas cuáles son los beneficios de incorporar este sistema de alimentación en tu día a día. A continuación resumimos algunos de los más importantes para que te animes a cambiar de aires y empezar a poner en práctica las rutinas de esta forma de alimentación también española.

  • Previene las enfermedades cardiovasculares por la presencia de pescados azules y aceite de oliva
  • Previene el envejecimiento por su gran consumo de frutas y verduras que tienen propiedades antioxidantes.
  • Equilibra la flora intestinal por su gran presencia de lácteos y derivados
  • Previene el estreñimiento debido a la fibra aportada por los cereales integrales
  • Con esta dieta controlas mejor la sensación de hambre pues es rica en vegetales e hidratos de carbono
  • La única contraindicación es su alto contenido en colesterol si se consumen muchos mariscos, pero como no son muy baratos no se pueden consumir muy a menudo y así indirectamente mantenemos el colesterol a raya

¿Que debo comer para seguir esta dieta?

Ahora bien; conoces cómo es la dieta atlántica y los beneficios que te puede ofrecer en tu día a día pero, ¿cómo ponerla en marcha? A continuación te muestro algunos consejos básicos para que esta fórmula de alimentación pueda formar parte de tu día a día.

  1.  Mucho pescado, alternando pescado blanco y azul e incluso comer conservas de pescado
  2. Muchas verduras sobre todo cocidas y acompañadas de patata. Las verduras típicas de esta zona son los grelos, el repollo y las nabizas
  3. Come mucha fruta sobre todo a la hora del postre.
  4. Consume mucha leche y sus derivados como quesos y yogures
  5. Acompaña tus platos de carne siempre con patatas y verduras.
  6. Los alimentos no precisan de mucha elaboración. La forma correcta de hacerlo es a la plancha, cocidos, guisados o fritos. También se preparan muchos alimentos al horno.

Si haces un pequeño repaso te darás cuenta que la dieta atlántica es muy equilibrada pues consta de mucho pescado, carne, mucha fruta y mucha verdura sin olvidarte nunca de los lácteos y sus derivados como los quesos y los yogures.

Pero lo mejor de la dieta atlántica no es sólo su comida sino como la disfrutan sus comensales, ¿te apuntas?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...