La importancia de las frutas en la alimentación diaria

Aportan vitaminas, minerales, fibra y muchos nutrientes esenciales

Las frutas son alimentos llamativos por su diversidad de formas y colores, pero más allá de su aspecto se esconde un alimento indispensable para una dieta saludable. Las frutas tienen gran cantidad de vitaminas, minerales y substancias naturales que las convierten en beneficiosas para la salud de las personas. ¿Por qué incluir las frutas en nuestra dieta diaria?

Las frutas son importantes para una dieta sana

Las frutas son importantes para una dieta sana

Las frutas son un alimento que debe estar presente a diario en nuestra alimentación. Estos alimentos aportan una gran variedad de nutrientes esenciales para el cuerpo, al mismo tiempo que lo hidratan y facilitan el correcto funcionamiento del organismo. Cada fruta es un mundo y, aunque debemos tomar entre 3-4 piezas diarias, debemos controlar el consumo de frutos secos, olivas, aguacates y cocos porque aportan grasas.

Principales componentes de la fruta:

  • Vitaminas: las frutas nos aportan grandes cantidades de vitaminas, ya que son especialmente ricas en betacarotenos (abudantes en futas rojas y naranjas), un tipo de poderosos antioxidantes que nos protegen las mucosas y la piel. No obstante, destacan por la gran cantidad de Vitamina D, indispensable para nuestro cuerpo y de obligatoria ingesta diaria.

  • Sales minerales: el consumo de frutas de manera diaria ayuda a regular el equilibrio de minerales en nuestro organismo, indispensables para llevar a cabo la mayoría de las funciones corporales. Entre las sales minerales más abundantes en frutas encontramos el potasio, el magnesio y, en algunos casos, el calcio (que ayuda a tener unos huesos fuertes). En cambio, las frutas tienen una baja cantidad de sodio.
  • Azúcares: la fruta contiene fructosa, que es el azúcar natural de la fruta. Esta substancia es absorbida y asimilada rápidamente por el cuerpo y nos proporciona energía rápida. Aunque debemos tener en cuenta que una ingesta repetida de azúcares puede terminar siendo acumulada por el cuerpo en forma de lípidos, mucho más difíciles de quemar.
  • Agua: es el principal componente de la fruta y ayuda al organismo a mantenerse correctamente hidratado ya que aproximadamente por cada 100 gramos de fruta conseguimos 80-90gramos de agua. No obstante, comer fruta no equivale a beber agua.
  • Fibra vegetal: cada 100 gramos de fruta contienen unos 2 gramos de fibra. Aunque nuestro organismo no necesite almacenar la fibra, esta substancia de origen vegetal nos ayuda a regular el tránsito intestinal de una forma natural. La pectina, un tipo de fibra altamente beneficiosa para el organismo es la que se encuentra en mayor cantidad en las frutas.
  • Ácidos orgánicos y aromas: en la mayoría de las dietas son beneficiosos para nuestro organismo. Sin embargo, debemos ir con cuidado con las frutas con alta cantidad de ácidos orgánicos si nuestro médico nos lo ha indicado.
Foto: Frederico Melo en Flickr.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...