Navidades 2009: receta del Roast Beef de Nochebuena

navidades-2009-receta-del-roast-beef-de-nochebuena

Símbolo de identidad en Inglaterra, el Roast Beef -o que es lo mismo, carne de buey asado- se ha convertido en una receta internacional que ha dado la vuelta al mundo. Hay infinidad de maneras de prepararlo, pero se debe tener especial cuidado en el tratamiento de la carne.

Lo mejor es utilizar el lomo medio o en su defecto, lomo alto, para que tenga la cantidad necesaria de grasa y así no quede seco. A la hora de servir, al gusto: frío o caliente, pero siempre cortado en lonchas muy finas.

  • Ingredientes (4 personas):

1 kilo de lomo de ternera.
½ cucharada de mostaza de calidad.
½ cucharada salsa inglesa.
1 cucharada de aceite de oliva.
1 diente de ajo.
Una pizca de romero.
Una pizca paprika.
Una pizca nuez moscada.
Sal.
Pimienta negra.
Guarniciones (verduritas asadas o cocidas al vapor y luego salteadas).

  • Elaboración:

Esta preparación es la de una pieza de lomo de ternera o de vaca, asada entera y que se consume bastante rosada en su interior, casi de aspecto crudo. En primer lugar, limpiamos la pieza de posible trozos de grasa. Ahora hacemos el adobo: para su elaboración mezclamos la mostaza, la sal, la salsa inglesa, el aceite, la pimienta, el romero, la paprika, la nuez moscada y el diente de ajo picado. Por último, adobamos la carne e introducimos en el frigorífico de un día para otro.

Al día siguiente, colocamos sobre una rejilla para horno y ponemos ésta rejilla sobre una placa del horno. Después horneamos 60 minutos a 150ºC. Una vez finalizado, antes de cortar, dejamos reposar 10 minutos en el horno apagado. Es conveniente cortar con cuchillo eléctrico ya que al estar muy rosada la carne en su interior justo por el centro las fibras son más duras y cuesta algo de trabajo romperlas con un cuchillo de trinchar.

Esta carne se consume fría, templada o caliente, acompañado de los jugos del propio asado reducidos en una cazo y aligerados con un poco de caldo de carne y espesado suficientemente con un poco de harina de maíz. También se puede servir sin ningún tipo de salsa y acompañado de unas verduras cocidas y salteadas posteriormente en una sartén con un poco de aceite de oliva.

Imagen | Martin Kingsley

En Centro Mujer |

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...