Níscalos una fuente de nutrientes

Los níscalos, gracias a su aporte en hierro, en zinc y en vitamina A, el consumo fortalece las defensas. En caso de anemia, se aconseja introducirlo como complemento de los guisos de carne.

También son las setas con la mayor proporción de potasio y sodio, un detalle que las convierte en una guarnición a tener en cuenta en caso de hipertensión o excesiva retención de líquidos. Para beneficiarte de esta virtud, cocínalos sin sal.

Con los níscalos puedes ganarle la batalla a la báscula. Pocos vegetales son tan saciantes y ligeros como estas setas. Una ración de 350 g cocinados a la plancha o al horno apenas aporta 30 Kcal.

Para conservarlos si has ido a cogerlos al bosque o los has comprado a muy buen precio, prueba a conservarlos en aceite. Hierve la misma cantidad de agua que de vinagre, añade las setas, dos dientes de ajo, tres clavos, unos gramos de pimienta, laurel y sal. Cuécelos tres minutos, cuela y pon las setas en un tarro esterilizado. Cubre con aceite de oliva, añade un poco de líquido de cocción, cierra el envase y vuélvelos a hervir en abundante agua.

Imagen | elperfectoidiota

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...