Pasta fresca, ¿quieres saber cómo se hace?

Si no sabes hacer pasta fresca en casa este artículo te puede interesar

El origen de la pasta es algo incierto, pues mientras muchos atribuyen a Marco Polo su llegada a Italia desde Oriente, se sabe también que los etruscos adoraban la pasta y en la Grecia antigua también era conocida.

La pasta no era considera una «comida de la alta sociedad» por eso no aparece en las recetas recopiladas por los romanos nobles.

La pasta elaborada solo con agua era considerada la «comida de los pobres», pero con la llegada del tomate americano a Italia la pasta empezó a «tomar clase» y a día de hoy la pasta es conocida a nivel mundial.

¿Cómo elaborar pasta fresca?

Si quieres elaborar pasta fresca en casa es necesario que todos los ingredientes que vayas a utilizar estén a temperatura ambiente:

  • 100 gramos de harina 00 de grano tenero (puedes preguntarle a tu panadero) o harina de sémola de trigo duro
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Puedes multiplicar estas cantidades según la cantidad de comensales para los que vayas a preparar la pasta

Para elaborar la pasta fresca debes seguir los siguientes pasos:

  • Comienza tamizando la harina en un bol y haz que tenga forma de volcán
  • Bate el huevo con el aceite y añádelo a la harina
  • Mezcla todos los ingredientes en una bola de masa y amasa con ganas dejando reposar la masa unos 15 minutos a temperatura ambiente
  • Pasado este tiempo extiende la masa con un rodillo en una superficie que no se adhiera
  • La masa debe quedar muy fina en torno a los 2 mm
  • Cuando la masa esté bien estirada córtala con un cuchillo evitando que se rompa
  • Con esta pasta puedes preparar espagueti, raviolis, tortellinis, láminas para lasaña…

¿Cómo se cocina la pasta fresca?

La pasta fresca también tiene que cocer como la que compras en el supermercado pero debe permanecer en el agua durante menos tiempo. Procura añadirla cuando el agua comience a hervir y no debes dejarla hervir durante más de tres minutos.

Debes añadir 10 gramos de sal por cada litro de agua

Debes remover la pasta con una cuchara de madera para que no se pegue

Una vez cocida la pasta rocíala con aceite de oliva para que se mantenga suelta

Si quieres conservar la pasta fresca debes guardarla en la nevera después de que haya secado al aire durante una hora.

Debes guardarla en un molde hermético y puede estar en la nevera tres días

Si lo prefieres puedes congelarla y puede permanecer en el congelador unos tres meses.

Y a ti ¿te gusta la pasta fresca casera?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...