Pon en tu mesa la primavera

Si quieres alegrar tu mesa pon alimentos de primavera. Si quieres alguna receta este artículo te puede ayudar

strawberries-2111130_1280

Con la llegada de la primavera dejamos atrás los abrigos y el frío y damos la bienvenida al calor y a los días más largos, pero también es tiempo de renovar nuestras mesas con los nuevos alimentos de temporada.

En la primavera aparecen las fresas, las cerezas, los nísperos, los albaricoques, las habas, los guisantes, los espárragos verdes, las alcachofas…

Las fresas aparecen en primavera en nuestra mesa como el turrón lo hace por Navidad y podemos comerlas así solas sin ningún ingrediente más o también en recetas como la siguiente:

Mermelada rápida de fresas

Cuando las fresas llegan a nuestra mesa por primera vez desaparecen como por arte de magia, pero según van pasando los días empiezan a quedar un poco olvidadas en la nevera. Con esta receta puedes aprovechar las fresas que te han quedado “olvidadas” en la nevera.

Para elaborarla vas a necesitar:

  • 300 gr de fresas muy maduritas
  • 1 cucharada sopera de azúcar
  • 1 cucharada de zumo de limón

En primer lugar lava las fresas y córtalas en pequeños trocitos. Luego ponlas en un bol de cristal alto  apto para el microondas. Añade el azúcar y el limón. Mételas en el microondas durante tres minutos a 800W, pero a intervalos de 1 minuto de cada vez para que puedas ir revolviendo la preparación. Pasados los tres minutos las fresas estarán muy tiernas y puedes aplastarlas con un tenedor. Como esta mermelada lleva muy poco azúcar no es apta para envasar y luego comer es mejor meterla  consumirla rápidamente o usarla para decorar o rellenar algún dulce.

Las cerezas aparecen también en la primavera pero un poco más tarde que las fresas. Podemos disfrutarlas solas o en algún postre como las fresas para disfrutar de su dulzura y de su toque de acidez.

Mousse de cereza

Las cerezas son beneficiosas para el cerebro y para el sistema nervioso y nos  aportan calcio, potasio, fósforo y vitaminas A, C y E. Para elaborar la mousse de cerezas vas a necesitar:

  • 800 gr de cerezas
  • 4 huevos
  • 150 gr de azúcar glass
  • 1 taza de nata para montar
  • 1 limón
  • 1 piza de sal

Lava las cerezas, quítale el hueso y trocéalas. Mételas en el vaso de la batidora y tritúralas con el zumo del limón. Separa las claras de huevo de las yemas y monta las claras con la pizca de sal a punto de nieve y luego ve añadiendo poco a poco el azúcar. Monta la nata y añádela a la mezcla anterior removiendo con cuidado. Añade ahora las cerezas y vuelve a revolver. Pon la mousse en tazas individuales y mételas en la nevera para que cuajen.

Los albaricoques empiezan a aparecer al final de la primavera. Se pueden consumir en fresco pero también puedes preparar algún postre delicioso como:

Minitartas de queso y albaricoques

Para elaborar este postre vas a necesitar:

  • 4 galletas tipo digestive
  • 1 yogurt natural
  • 100 gr de queso blanco para untar
  • 2 albaricoques
  • Chocolate negro
  • Mantequilla

Mezcla el queso crema con el yogurt y extiende por las galletas la mezcla. Dora los albaricoques partidos por la mitad en una sartén con mantequilla y colócalas en la parte superior de la galleta y la mezcla. Mete en la nevera y espolvorea con un poco de chocolate rallado a la hora de servir.

Las habas son típicas de la primavera son muy nutritivas y encima no engordan. Son exquisitas cocinadas solas o acompañadas y como están en temporada hay que aprovechar todas sus propiedades. Una receta muy fácil y muy sabrosa es comerlas con jamón

Habas frescas con jamón

Para realizar esta receta vas a necesitar:

  • 1 kilo de habas frescas
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Jamón  serrano en taquitos
  • Bacon o panceta en taquitos
  • Aceite de oliva
  • Sal

Rehoga en una sartén con aceite de oliva la cebolla y el ajo bien picaditos. Cuando empiecen a estar doraditos añade el jamón y la panceta y dejar que se vayan haciendo poco a poco. Luego añade las habas y añade un poco de agua si lo crees necesario. Deja a fuego medio durante un rato hasta que las habas estén tiernas.

Los guisantes frescos también aparecen en primavera, pues el resto del año debemos comerlos congelados, secos o enlatados. La receta clásica que se elabora con guisantes son los guisantes con jamón pero hoy vamos a elaborar un puré de guisantes que te encantará.

Puré de guisantes

Para elaborar esta receta vas a necesitar:

  • 1/2 kilo de guisantes cocidos
  • 2 yemas de huevo
  • Mantequilla
  • Sal, pimienta y comino

Derrite la mantequilla y espera a que se enfríe para luego batirla con las dos yemas de huevo. En un cuenco pisa los guisantes hasta convertirlos en una pasta y añádelos a la mezcla de mantequilla y huevo. Revuelve bien y añade un poco de sal, de pimienta y de comino. Pon al fuego la mezcla y revuelve hasta que esté bien caliente. Este puré puedes comerlo solo o acompañado como guarnición.

Hoy en día puedes conseguir espárragos en lata todo el año pero los espárragos trigueros aparecen en primavera. La mejor manera de comerlos en salteados con jamón, champiñones o en revueltos con huevos.

Las alcachofas también son propias de la primavera y aunque su aspecto es un poco tosco, su carne es tierna y sabrosa. Se pueden preparar de mil y una maneras pero fritas están riquísimas.

Deja atras el frío invierno y pon la primavera en tu mesa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...