¿Qué ponerle a la ensalada?

Dale un toque nuevo a los ingredientes de siempre

Las ensaladas son comidas muy recomendables de cara al buen tiempo, porque son platos fáciles y rápidos de preparar pero que aportan muchos nutrientes. La ensalada que más suele gustar la componen la lechuga, el tomate, la zanahoria, la cebolla, la aceituna y el atún. Sin embargo, existen muchas variedades de estos, que podemos combinar para tener la ensalada de siempre pero con un toque diferente.

Dale una vuelta a los ingredientes habituales

Dale una vuelta a los ingredientes habituales

  •  Lechugas y hortalizas de hoja: podemos escapar de la monotonía de la típica lechuga Icerberg y optar por otras variedades de hortalizas de hoja que aportarán un toque de sabor y un impacto visual mucho más apetecible. Puedes decantarte por la Batavia, la Romana, la Baby, la Hoja de Roble, la Escarola, las Endivias, los Cogollos, los Canónigos, los Berros, la Rúcula e, incluso, las Espinacas como punto fuerte de tu ensalada.
  • Tomate: podemos mantener este fruto en nuestra ensalada recurriendo a otras variedades de tomate, como los Cherry. Haz la compra en una verdulería y pide consejo, porque no todos los tipos de tomate son buenos para consumir crudos en ensalada.

  • Zanahorias: debemos evitar comprar las zanahorias gruesas y de aspecto leñoso, porque son buenas para cocinar. Para ser ingeridas al natural debemos comprar zanahorias de ramillete, que suelen tener un sabor más dulce y una textura más adecuada.
  • Cebolla: las cebollas tiernas, que son más crujientes y frescas, y la cebolla morada de Figueres (dejada en remojo con un poco de sal) son las variedades más indicadas para consumir en crudo en ensaladas.
  • Aceituna: existen muchas variedades de aceituna más allá de la típica rellena de anchoa. Acercarnos a una parada de aceitunas en el mercado nos abrirá un mundo de posibilidades y sabores nuevos para nuestra ensalada.
  • Atún: el atún de lata es típico en muchas ensaladas, pero podemos decantarnos por conservas de más calidad, que le aportarán un sabor diferente y mucho más auténtico. Si no quieres comprar esta clase de productos premium recuerda que el atún sea con aceite de oliva y no de girasol.
  • Aceite de oliva: se trata de un aliño básico de cualquier ensalada. Ya que el aceite se consume crudo, vale la pena tener una botella de buena calidad para potenciar el sabor de la ensalada.
  • Vinagre: más allá del vinagre común, podemos optar por aliñar la ensalada con vinagre balsámico que aportará un sabor más potente o por el vinagre de manzana, con un sabor muy especial.

Foto: :: De todos los Colores :: en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...