Remedios para el vientre hinchado

Las bebidas gaseosas, comer deprisa o incluso comer muchos fritos son las principales causas de tener el vientre hinchado. Aunque también otro factor puede ser la intolerancia a ciertos alimentos.

Hay veces que tras la comida podemos notar que tenemos el estómago hinchado como si fuera un globo. Si bien muchas veces puede ser porque hemos comido en abundancia en otras ocasiones puede haber otro motivo.

Una de las causas puede ser el comer deprisa. Comer deprisa significa comer en abundancia y una mayor cantidad de alimentos, nunca se siente la sensación de estar satisfechos y por ello se ingieren más alimentos de la cuenta, derivando con el tiempo posiblemente al sobrepeso. Además si se come deprisa se ingiera más aire y por lo tanto el abdomen se hincha como un globo y el estómago al tardar más el proceso de digestión provoca fermentaciones. Por lo tanto, comenzar las comidas comiendo pan, tostadas o incluso una ensalada, nos obliga a masticar y sobre todo hay que concienciarse de comer más despacio y así se ingiere menos cantidad.


Los refrescos y bebidas con gas es otra de las causas que hinchan el vientre. Y si a ello le añadimos que tienen azúcar con calorías ocultas se suma el engordar. También el agua con gas produce la misma sensación por lo tanto no hay que abusar de ella. La mejor solución, evitar abusar de todo este tipo de bebidas y beber agua natural.

Rebozados, fritos y empanados tiene un gran exceso de grasa porque al cocinarlo absorbe mayor grasa. Por lo tanto, digerir las grasas requiere más labor digestiva, es más costoso e influye en que se tenga sensación de plenitud o de hinchazón tras cada comida. La mejor solución, no abusar de ellos y comer los alimentos cocinados a la plancha, al vapor y acompañados de rehogados poco consistentes. No obstante se puede comer de vez en cuando fritos y cocinarlos en aceite de oliva, tras sacarlos de la sartén es recomendable dejarlos en papel absorbente de cocinar para que absorba bien el aceite.

La fibra es buena y recomendable en la alimentación pero como todo, conviene tomarla en su justa medida. Ingerir poca cantidad se asocia al estreñimiento, pero comer más fibra de la que el organismo tolera también es contraproducente, ya que puede provocar diarrea e hinchazón abdominal.

Imagen | BocaDorada

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...