¿Sabes comprar pescado?

El pescado es fácil de consumir pero no es fácil de comprar. Si quieres saber cómo comprar pescado el siguiente artículo puede ayudarte

comprar pescados

El pescado posee un gran valor nutritivo y contiene ácidos grasos omega 3 que ayudan a disminuir los niveles de colesterol LDL (colesterol malo) y ayuda a aumentar el HDL (colesterol bueno). Además nos aporta proteínas, vitaminas,  fósforo, hierro, yodo y es más blando que la carne, por lo tanto es más fácil de consumir para personas de edad y para niños.

Lo cierto es que el pescado es el rey de la dieta mediterránea, aunque la que tomamos actualmente como tal, no lo incluye tan a menudo como debería. El mito de que el pescado es caro no es real. Existen un montón de opciones para consumir fácilmente, y muchas de ellas resultan incluso más económicas que la carne.

Aprendiendo a comprar pescado

Tipos de pescado

Los pescados pueden ser azules o blancos.

  • Pescado azul

Se llama pescado azul porque vive en aguas frías y superficiales y debido a esto la coloración de su piel es de un tono azulado y todos ellos tienen la cola en forma de flecha. Poseen grasas poliinsaturadas que son muy beneficiosas para el organismo

Los pescados azules que puedes encontrar en el mercado son: sardina, jurel, anchoa, salmonete, atún, salmón,bonito, pez espada, rodaballo y trucha

  • Pescado blanco

El pescado blanco tiene menos grasa, es más digestivo que el pescado azul y el borde de su cola es recto. Si quieres comprar pescado blanco puedes elegir entre: merluza, gallo, lenguado, bacalao, cabracho, pescadilla y rape.

Partes del pescado

El pescado podemos dividirlo en cabeza, cuerpo y cola.

  • En la cabeza están los ojos, la boca y las agallas. Para que el pescado esté bien fresco debes fijarte en los ojos que deben estar salidos y brillantes. Las agallas deben ser de un color rojo intenso o rosadas y al querer abrirlas deben resistirse.
  • En el cuerpo vas a encontrar espinas, aletas, piel y escamas. Para saber que está fresco, las escamas deben estar muy unidas y brillantes, las aletas deben ser brillantes y tiesas y la piel del lomo debe estar dura.
  • La cola es la parte posterior del pescado y la que le sirve para moverse. Para que el pescado esté fresco, la col debe estar tiesa y brillante.

Cuando tengas el pescado en casa debes lavarlo, quitándole las vísceras y las escamas, aunque si no eres muy experta en estos menesteres es mejor que le digas al pescadero que te lo haga. Cuando esté limpio, mételo en la nevera en un recipiente cerrado o también tapado con un plástico o una bolsa para evitar que los olores se mezclen en la nevera y que se reseque.

El pescado fresco puede estar en la nevera entre uno o tres días pero si vas a tardar más días en consumirlo , lo mejor es que lo congeles. En el congelador el pescado blanco puede estar seis meses, sin embargo el pescado azul sólo puede estar como máximo tres meses.

Si te gusta preparar recetas con pescado crudo, lo mejor es que lo congeles al menos tres días antes de consumirlo para evitar el temido anisakis que es un parasito del pescado muy perjudicial para las personas. Otra opción a la hora de consumir pescado, es comprarlo congelado pues conserva las mismas propiedades que el fresco porque hoy en día la congelación se hace en alta mar una vez capturado. Cuando quieras consumirlo es mejor que lo dejes descongelar dentro de la nevera para que no pierda calidad ni sabor.

Si tienes poco tiempo para cocinar y no quieres renunciar a comer un buen pescado, lo mejor es que lo prepares con antelación cuando tengas tiempo y lo congeles. El pescado cocinado te aguantará un par de días dentro de la nevera y hasta cuatro meses en el congelador.

No pongas excusas, consume pescado porque es una opción fantástica para tu salud y ayuda a prevenir el colesterol.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...