Técnicas y trucos de cocina

Si quieres poner legumbres, nunca utilices el agua de remojo para cocerlas. Podría contener piedras, pellejos, etc, y además oscurece el guiso.

Todas las legumbres, a excepción de los garbanzos, deben ponerse a cocer en agua fría. En el caso de que la cocción haya que añadirle más agua, siempre debe ser fría. En el caso de las judías y para que queden más suaves, es aconsejable cortar la cocción tres veces añadiendo un chorrito de agua fría, necesiten o no más líquido.

Para que las frutas maduren más, como pueden ser la manzana, el plátano, el melocotón, el kiwi o el aguacate, puedes acelerar su proceso de maduración de manera sencilla: solo has de guardarlas en una bolsa de papel junto a otras frutas que ya estén maduras y que no tienen por qué ser necesariamente de este tipo.

Para que los fritos te queden más crujientes y en su punto y con un tono dorado por fuera, aplica esta recomendación: cuando más grueso sea el alimento o más frío esté, más moderada debe de ser la temperatura inicial del aceite. En cambio, para piezas delgadas o que no estén demasiado frías, es mejor que el aceite esté bien caliente y no introduzcas muchas a la vez.

Imagen | callegranvia

Más en CentroMujer | trucos de cocina

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...