Trucos para la cocina y el hogar

Hay infinidad de ocasiones que perdemos tiempo tanto en la cocina, como que nos pueden surgir mil y un problemas dentro del hogar que pensamos no tiene solución, pero con unos simples consejos y truco seguro encuentras el que buscas.

Si te gustan los fulares y pañuelos de seda o lana, la mejor forma de guardarlos consiste en introducirlos en cajas o cajones forrados con papel o papel de vinilo ya que a la madera o cajas de fibras pueden provocar que se enganchen. Si te apetece, introduce en esas mismas cajas una pastilla de tu jabón favorito para que queden perfumados de una manera sutil a tu fragancia.

¿Se te ha vuelto rígida la manguera que utilizas para regar las plantas del jardín, todo ello derivado por el sol, el frío y la humedad? No es necesario que compres otra. Si todavía no se ha roto ni filtra el agua, puedes devolverle la flexibilidad a la goma frotándola con una buena capa de glicerina. Este truco puedes aplicarlo a cualquier otro objeto de goma que presente falta de flexibilidad, como pueden ser los guantes de fregar.

Si tienes la cafetera con depósito calcáreo. Si vas a recuperar la cafetera italiana en la que preparabas un delicioso café después de un tiempo sin utilizarla, es posible que encuentres que en su interior aparecen depósitos que nos salen con un simple lavado. Por eso, vierte en el interior vinagre caliente y un puñado de sal gorda. Deja que repose agita con fuerza, aclara con agua y listo. Eso sí, la primera ve cafetera que prepares, hazla sólo con agua para limpiar completamente el interior de olores.

Si nos metemos en la cocina y tenemos que pelar calabazas en invierto, suelen tener la piel dura y no es fácil separar la pulpa de la cáscara. Si quieres simplificar este proceso, corta la calabaza a trozos con su piel, envuélvela en papel de aluminio e introduce en el horno precalentado, a una temperatura de 180 grados durante 10 minutos. Cuando pase ese tiempo, podrás retirar la pulpa de la cáscara sin problema alguno.

Por otro lado si quieres que la remolacha que vas a hervir conserve su potente color, hazlo siempre sin quitar las hojas. El color será vistoso y podrás eliminar las hojas una vez finalizada la cocción.

Imagen | paulnapster

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...