Y tus ollas, ¿de qué material son?

Las ollas que utilizaban nuestras abuelas eran muy distintas a las de hoy en día. Si quieres conocer todos los materiales utilizados en las ollas de cocina, el siguiente artículo puede ayudarte.

Conoce los materiales de que están hechas tus ollas

El material de los utensilios de cocina ha ido evolucionando a lo largo del tiempo, por eso las ollas que se utilizan hoy en día son muy distintas de las que usaban nuestras abuelas. Las ollas de nuestras abuelas eran de hierro colado, hierro esmaltado, barro, aluminio o cobre y actualmente se emplean revestimientos de teflón, vidrio resistente al calor (pyrex) o acero inoxidable.

Es muy importante saber cual es el material empleado para hacer las ollas de cocina ya que dependiendo de este se deberán aplicar unos cuidados a la hora de hacer la comida o se actuará de forma diferente cuando las haya que limpiar. Esto es fundamental si se quiere que las ollas duren mucho más tiempo cumpliendo su función como el primer día. Si quieres conocer los materiales utilizados para fabricar las ollas continua leyendo este artículo.

Materiales de las ollas de cocina

Hay diversos materiales con los que se pueden hacer las ollas de cocina, cada uno de ellos con sus propiedades distintas.

Acero inoxidable

El acero inoxidable es hoy en día el material más utilizado para fabricar ollas de cocina ya que no pesa y no modifica las propiedades de los alimentos. Además, soporta bien los golpes y se limpia con facilidad. Suelen ser utensilios bastante caros y no son buenos conductores del calor.

Aluminio

El aluminio es un material que se utiliza en la cocina desde finales del sigo XIX. Las ollas de aluminio destacan por su precio ya que son bastante baratas. Además, son poco pesadas. El aluminio puede reaccionar con algunas comidas, sobre todo con las que tienen componentes ácidos. Existen estudios que demuestran que los alimentos preparados en sartenes de aluminio pierden su contenido en vitamina C. Si el agua del grifo contiene plomo, esta se adhiere al aluminio y luego se libera en la comidas que se preparan en su interior.

Barro

Las ollas y las cazuelas de barro son las más antiguas formas de cocinar que se conocen, pero todavía son muy apreciadas hoy en día por el sabor que le aportan a las comidas. Hoy en día vuelve a recuperarse su uso pues durante algún tiempo el acero inoxidable le ganó la batalla porque es más ligero y no se rompe. Están hechas de arcilla moldeada y cocida. Además, son impermeables y no se estropean ni se deforman. Hay que utilizarlas con cuidado porque si caen se rompen. Es necesario tener cuidado con el barniz del que están revestidas, pues debe estar libre de materiales pesados.

Hierro

Los utensilios de hierro son usados en la cocina desde el tiempo de nuestras abuelas o incluso antes. El hierro fundido es un material que conduce muy bien el calor y los utensilios hechos con él son muy duraderos. Además, se pueden utilizar en el horno y en la cocina, aunque son utensilios muy pesado. Tarda en calentarse, pero una vez caliente distribuye muy bien el calor. También tarda mucho en enfriarse. Pueden pasar micro-partículas a los alimentos cocinados en ellas, pero suelen ser beneficiosas, sobre todo para las personas con problemas de anemia. No se deben lavar con estropajos fuertes. Hay que secarlas muy bien una vez usadas para evitar que se oxiden. Si reciben el cuidado debido, la comida no se pegará.

Cobre

Este material es muy apreciado en la cocina pues distribuye el calor de manera uniforme cocinando así todos los alimentos por igual. La comida no se pega en el fondo de la olla. Además, ayuda a que las verduras intensifiquen su color verde. El problema es que el cobre es un material caro que necesita unos cuidados especiales. Hay que limpiar las ollas frotando con zumo de limón, vinagre y sal, luego enjuagar con agua caliente y guardar bien seca.

Pyrex

El pyrex comienza a utilizarse en la cocina a partir del año 1913. Al principio se usaba solo en el horno, pero el de hoy en día resiste también el fuego de la cocina. Se limpia con facilidad y se mantiene impecable a lo largo del tiempo. Además, es transparente, por lo que permite ver los alimentos que contiene. Se puede utilizar en el horno, en el microondas, directamente en el fuego y en cocinas eléctricas. Los utensilios realizados con este material suelen ser caros. La desventaja es que este material pierde muy rápido el calor

Teflón

El teflón es una marca comercial y está fabricado con una resina de politetrafluoretileno. Este material fue descubierto hace al menos 40 años y evita que los alimentos se peguen. Resiste altas temperaturas y no cambia el sabor de los alimentos. Los utensilios realizados con este material no se pueden limpiar con estropajos que los rayen. Para cocinar se deben usar cucharas y tenedores de madera para evitar que se rayen.

Ahora que ya conoces todos los materiales de los que pueden estar hechas tus ollas, ¿por cuál te decides?. Recuerda que en las cocinas de inducción no puedes usar todos los materiales anteriores, sólo debes usar los que estén recomendados para este tipo de cocinas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...