Yogur búlgaro casero

Si quieres elaborar yogur búlgaro en casa este artículo te puede ayudar

Bulgaria es famosa por su yogur pues tiene fama de ser el mejor del mundo. Los búlgaros lo llaman kíselo mliáko y es el único en el mundo que tiene lactobacillus bulgaricus, una bacteria que solo se encuentra en Bulgaria y que es la encargada de fermentar la leche.

La elaboración del yogur en Bulgaria tiene su origen en las tribus tracias hace más de 6000 años.

El yogur búlgaro se suele elaborar con leche de vaca, pero también se hace con leche de oveja y de cabra.

En Bulgaria el yogur no se usa solo como postre como en España, lo utilizan en muchas recetas como:

  • Tarator: Sopa fría de yogur y pepino que se consume en el verano
  • Banitsa: Salsa ligera y saludable que forma parte de muchos platos
  • Airian: Bebida a base de yogur

Para que la bacteria que forma parte del yogur nos transfiera sus propiedades, el yogur debe consumirse al natural, es decir debe estar crudo sin formar parte de ninguna receta pues el calor destruye la bacteria.

El yogur búlgaro tiene las siguientes propiedades:

  • El lactobacillus bulgaricus resiste los ácidos del estómago por eso pueden llegar hasta el intestino
  • El yogur es una gran fuente de calcio, pero el yogur búlgaro como tiene lactobacillus bulgaricus ayuda a eliminar las bacterias malas del intestino y favorece a las buenas
  • El yogur búlgaro refuerza el sistema inmunológico y te protege de enfermedades intestinales

Yogur búlgaro casero

El yogur búlgaro puede hacerse en casa, solo tienes que comprar el lactobacillus que se vende en sobrecitos y para tres litros de leche solo es necesario un sobre.

El yogur búlgaro aumenta la producción de serotonina  que es la hormona que hace que estemos de buen humor, por eso es bueno que aprendas a hacer tu propio yogur búlgaro con esta receta:

  • Debes calentar tres litros de leche fresca en un cazo hasta que llegue a los 42º
  • Añade la bacteria del sobre. Debes tratar de mantener una temperatura constante  sin sobrepasar los 45º para que la bacteria no se muera
  • Prende el horno a 50º y cuando esté caliente apágalo.
  • Llena unos botes de cristal con la mezcla de la leche y la bacteria, tápalos y mételos en el horno.
  • Deja los botes dentro del horno al menos unas 8 horas para que la bacteria fermente y se produzca el yogur
  • Cuando transcurran las 8 horas quita los yogures del horno y guárdalos en la nevera

Y tú ¿ya probaste el yogur búlgaro?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...