La Isla de Gozo, un paraíso escondido

La Isla de Gozo es la segunda isla más grande de Malta y tiene una historia muy intensa, ya que se ha confirmado que desde el 5.000 a.C. ya hubo estructuras megalíticas y que sus primeros habitantes pudieron venir de la vecina Sicilia.

Cada vez es más frecuente que los famosos huyan de los lugares de moda y pasen sus vacaciones en destinos que no forman parte del habitual recorrido de los periodistas del corazón y, sobre todo, de los temidos paparazzi. Y por ello, es cada vez más habitual que personalidades del mundo artístico como el cine o la televisión, busquen opciones como los viajes a Isla de Gozo como un acierto seguro para no sentirse acosados y lograr así pasar completamente desapercibidos.

Las playas de la Isla de Gozo son una maravilla

La Isla de Gozo no está precisamente entre los destinos más buscados por los turistas deseosos de tropezarse con alguna personalidad, más bien todo lo contrario. Muchos ni saben que se trata de la segunda isla más grande de Malta y que con tan solo 30.000 personas tiene en su capital, Victoria, el principal núcleo de habitantes. Y eso que tiene una historia tan intensa como que se ha confirmado que desde el 5.000 a.C. ya hubo estructuras megalíticas y que sus primeros habitantes pudieron venir de la vecina Sicilia.

No es un lugar dónde se te acumulen los lugares que visitar ni tiene un tamaño que te exija estar varios días recorriéndolo, es más en un solo día se puede recorrer completamente, pero sí tiene ese encanto de estar en un lugar situado en un entorno privilegiado cuya sencillez es uno de sus principales atractivos. Como buena isla en medio del Mediterráneo es imprescindible bañarte en sus playas, muy cuidadas y aún con cierto respeto tradicional que parece estar ancladas en el siglo XX, con casas de pescadores cercanas que contrastan con buenas infraestructuras hoteleras en las zonas más importantes.

Pero hay lugares que visitar de forma obligada. La primera es, como cabía esperar, la propia capital, Victoria, que está dividida en dos partes y que merecen la pena conocer ambas sin prisas. La primera es la Ciudadela, esta zona tiene una antigua muralla que protege el interior de estrechas calles que originariamente fueron construidas en la época medieval. En cambio, la zona de Rabat es la zona poblada que está fuera de las murallas.

Otro de los lugares que seguro te atrae son los Templos Ggantija, que se construyeron en la época del neolítico, lo que le confiere el título honorífico de ser los templos más antiguos del mundo y que aún están en pie y se pueden visitar, y eso que se edificaron en el 3.500 a. C.

Fotografía: Teleyinex

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...