Consejos para dormir bien

Nuestro entorno y hábitos de vida pueden robarnos horas de sueño

El sueño es un bien al que no debemos renunciar, puesto que nos recarga de energía y nos prepara para afrontar un nuevo día. Sin embargo, a veces tenemos problemas para conciliar el sueño, sin llegar a hablar de insomnio, y pagamos las consecuencias al día siguiente. Si tienes problemas ocasionales para dormir, aplícate estos consejos para dormir bien.

Consejos para dormir bien

Consejos para dormir bien

Dormir es un ejercicio reparador para nuestro organismo puesto que nos fortalece el cuerpo (nuestras defensas se renuevan) y la mente (nuestro cerebro almacena experiencias). Lo habitual es descansar entre 7 y 9 horas, aunque también es muy importante cómo dormir. Algunas veces nos cuesta cerrar los ojos o nos levantamos todavía agotados. ¿Qué podemos hacer? Toma nota de estos consejos.

  • Crear un horario para dormir: acostarse y levantarse a la misma hora nos ayudará a medio plazo a poder conciliar el sueño con mayor facilidad y nunca dormir de día. Los primeros días, aunque no tengamos sueño o luego nos cueste salir de la cama, debemos respetar los horarios marcados.

  • Crear un ritual: ligado a la idea anterior, podemos crear un ritual previo a irnos a dormir que nos ayudará a relajar nuestro cuerpo. Por ejemplo, cepillarnos los dientes, ir al baño o tomarnos una ducha caliente nos puede ayudar a descansar mejor a medio plazo. Leer libros también ayuda.
  • Las bebidas pueden ayudarnos o empeorar la situación: las bebidas con cafeína debemos limitarlas a primeras horas de la mañana y el alcohol puede consumirse hasta 4h antes de acostarnos (impide dormir del tirón). Un baso de leche tibia puede ayudarnos a conciliar el sueño.
  • Llevar una vida sana: es la idea primigenia, pero a veces podemos pasarnos de sanos y empeorar nuestra situación. Por ejemplo, hacer deporte es muy sano siempre que no sea después de las 8h de la tarde, ya que altera nuestro ciclo de sueño. Dejar de fumar o no hacer comidas abundantes antes de descansar también nos ayudarán.
  • El entorno es importante: la habitación debe estar alejada de fuentes de ruido, con una temperatura alrededor de los 20ºC y sin un exceso de luz que pueda despertarnos.  También debemos tener a mano aquellos útiles (gafas, andador, etc) en nuestra mesita, puesto que nos dará seguridad. De igual modo, debemos plantearnos si nuestro colchón y almohada son adecuados a nuestras características fisiológicas.
  • Las distracciones son buenas: debemos descansar nuestra mente y desconectar de las tareas diarias al menos dos horas antes de acostarnos. Sin embargo, las pantallas no son nuestras aliadas; habla con tu pareja o dedica un tiempo de juego con tus hijos.
Foto: Phil and Pam en Flickr.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...