Estiramientos básicos para estirar tu salud

Cualquier momento del día, pero sobre todo tras realizar ejercicio, es ideal para realizar unos cuantos ejercicios para estirar los músculos del cuerpo

El puente que une una vida sedentaria con las rutinas deportivas en el gimnasio son los estiramientos. Esos ejercicios que quizás muchos dejamos aparcados en la mente en imágenes de las lecciones de educación física escolares, pero que sin embargo cualquiera que realice a menudo un poco de actividad física sabrá de su importancia capital. Y es que, más allá de suponer una práctica intensiva tan sólo reservada a personas que lleven a cabo un esfuerzo elevado, los estiramientos son recomendables (y necesarios) para todo el mundo, incluso para los que no estén demasiado habituados a hacer deporte.

Practiquemos o no deporte con asiduidad, estirar los músculos es fundamental

Los estiramientos son en esencia prácticas repetitivas que consisten en el alargamiento del músculo, más allá de la posición que mantiene en su estado de reposo. Son así ejercicios suaves y mantenidos para preparar los músculos, tanto para un acondicionamiento general, como para su recuperación o su preparación para un esfuerzo mayor. Así se consigue también que aumente el rango de movimientos de las articulaciones.

Estirar después de hacer ejercicio también se presenta fundamental, ya que previene el endurecimiento muscular. Adí, existen distintas tablas de estiramientos (o rutinas de stretching), adecuadas cada una para antes y después de todo tipo de ejercicios físicos, musculares y deportes distintos. Se construye pues una tabla de estiramientos dirigida especialmente para un tipo de deportista (futbolista, atleta, nadador…) o una zona del cuerpo (piernas, abdomen, brazos…). En Internet podemos encontrar multitud de ejemplos de tablas de estiramientos para seguir la que más nos convenga.

Los beneficios logrados gracias a la práctica habitual de estiramientos son los siguientes:
– Aumento del rango articular.
– Aumento de la flexibilidad del músculo y del tendón, fascias, ligamentos, cápsula articular y piel.
– Reduce la tensión muscular y disminuye la tensión de los músculos estirados.
– Evita las lesiones deportivas más comunes.
– Estirar después del ejercicio previene el endurecimiento muscular.
– Mejora la coordinación de músculos agonistas-antagonistas.

Hay que recordar, sin embargo, que los estiramientos son para fortalecer los músculos y articulaciones, con lo cual no deben ser una carga dolorosa para nosotros. El estiramiento practicado correctamente nunca es doloroso. Tanto el estiramiento fácil como el progresivo no hiperactivan el reflejo de estiramiento, y por tanto, no causan dolor alguno.

Por otra parte, si se ha sufrido algún tipo de trastorno físico recientemente o alguna intervención, principalmente en las articulaciones o en los músculos, o si no se ha echo ejercicio ni practicado ninguna actividad física durante tiempo, debe consultarse a un médico antes de empezar a realizar estiramiento o adoptar cualquier otro método de ejercicio.

Foto: Hans S

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...