Pensar en positivo es el motor para hacer los sueños realidad

Si ya de por si pensamos que las cosas saldrán bien es un buen camino para posicionarnos en el camino del éxito y los sueños hechos realidad. Y es que para alcanzar nuestras metas no hay nada mejor que el optimismo.

Si logras convencerte de que las dificultades e inconvenientes no siempre determinan el resultado y consigues dominar tus pensamientos negativos, obtendrás lo que te propongas en la vida.

Para ello nada mejor que utilizar el poder de tu mente. Intenta pasr todo aquello que pienses que juega en tu contra a un segundo plano para centrarte en lo que sí puedes hacer para alcanzar tu meta. El secreto está en no caer en lo que se conoce como el círculo de la preocupación, es decir, el remolino de pensamientos derrotistas. Da lo mejor de ti en el campo de juego, tengas o no el ciento a tu favor, y todo, te saldrá rodado. Sírvete como ejemplo si vas a una entrevista, no pienses en lo difícil que será conseguir el empleo, dirige tu atención a todos los puntos fuertes que puedes ofrecer.

¿Cuántos giros inesperados han cambiado el resultado de un partido o una competición?. Si los jugadores del equipo que está en desventaja se centraran en lo que han hecho mal en lugar de pensar en lo que pueden hacer para cambiar el rumbo de los acontecimientos, la derrotar estaría asegurada. Pues en la vida es igual. No dejes por tanto, que las equivocaciones del pasado te resten fuerzas y entusiasmo para avanzar, y es que la experiencia es un grado.

Por lo tanto cuando te vengan pensamientos negativos que te paralizar y te dejan sin gasolina para seguir, páralos en seco para que no vayan a más. Ocupa tu mente en algo agradable que te haga sentir bien, o pensando en algo atractivo que acapare toda tu atención. Con esto conseguirás mantener una actitud positiva y no dejar paso a las ideas o boicots negativos que pasan diariamente por nuestra mente y que son, los encargados de no dejar paso al optimismo.

Por lo tanto no se trata de pensar que todo es maravilloso, sino de mantener la ilusión con los pies en el suelo y dejar que fluya el optimismo el motor encargado de guiarnos hacia nuestros sueños o deseos.

Imagen | Liz Tasa

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...