¿Sentirse triste es estar deprimida?

Cuando estas triste piensas que estas deprimida y eso no es así. Se puede estar triste sin star deprimido. Si quieres saber los síntomas de la depresión, no dejes de leer este artículo

depresion tristeza

Podemos hablar de depresión cuando perdemos la alegría de vivir, estar deprimida es perder la capacidad de gozar en cada actividad de nuestra vida. La depresión no depende de la debilidad personal o de la falta de voluntad, la depresión es una enfermedad que puede compararse con otras patologías crónicas como la diabetes o la hipertensión.

La depresión se debe a unos neuro-transmisores que tenemos en el cerebro y que están alterados, pero a pesar de saber que es una enfermedad, sigue estando “mal vista”. De hecho, pese a llevar muchos años estudiándose, socialmente sigue siendo un tabú hablar de estos temas, y mucho más, entender que necesitan tratamiento por parte de psiquiatras y psicólogos.

No está muy claro porque puede aparecer la depresión, a veces surge por un desencadenante como estrés o algún problema como pérdida de trabajo, pérdida de la pareja… y otras veces surge sin que haya algún motivo claro. El riesgo de padecer depresión aumenta si los padres la han sufrido y se incrementa mucho más si los abuelos la han sufrido también.

La depresión es una de las dolencias más antiguas del hombre y ha estado presente en todas las épocas, sin importar la clase social o las condiciones de vida. En Europa la depresión es la causante de la pérdida de capacidad productiva, de jubilaciones anticipadas y de ausencias en el trabajo. No es ninguna broma, porque puede convertirse en un verdadero trastorno que impide hacer vida a quien la sufre.

¿Cómo identificar una depresión?

Pero hoy vamos a diferenciar entre lo qué es y no es depresión:

La depresión no es sentirse triste o estar con el ánimo decaído. Quedarse sin trabajo, perder la pareja o a un ser querido puede provocar reacciones emocionales negativas como tristeza o abatimiento, pero no es una depresión. Si tienes una depresión, puedes tener los siguientes síntomas:

  • No sientes placer. Si estas deprimida, no disfrutas de las cosas que antes te proporcionaban alegría y poco a poco vas perdiendo el interés por todos los ámbitos de la vida.
  • Miedo a todo. Las personas deprimidas se sienten con miedo a tomar cualquier decisión por sencilla que sea y empiezan a experimentar lo que se llama como “miedo a la vida”
  • Tristeza profunda.Las personas deprimidas se sumen en una tristeza profunda y en una desesperanza, además comienzan a sentirse culpables sin motivo y a sentir una apreciación negativa de si mismas.
  • Se amplia la tolerancia al dolor. Las personas deprimidas tienen menos tolerancia al dolor.
  • Alteración del sueño. Las personas con depresión suelen cambiar los ciclos de sueño,  permaneciendo despiertos durante la noche y somnolientos durante el día.
  • Aparecen dolores . Las personas deprimidas pueden tener dolor de cabeza, fatiga, cambios en el apetito…
  • Disminución de la calidad de vida. Una persona deprimida no lleva a cabo las actividades de su vida diaria, por eso empiezan a verse afectadas sus relaciones sociales, su trabajo, las relaciones familiares…

Consejos para frenar la depresión

Si sospechas que estás deprimida, aunque lo mejor es que consultes con un especialista en la materia, mientras tanto debes seguir los siguientes consejos:

  • Procura irte a la cama sólo cuando tengas sueño, si te acuestas y en 30 minutos no estas dormida, levántate y haz algo que te guste hasta que vuelva a aparecer el sueño.
  • Procura tener un horario regular para despertarte y para acostarte
  • No veas la televisión en la cama ni tampoco utilices el ordenador.
  • Evita el consumo de cafeína o de otros estimulantes
  • No cenes demasiado pero tampoco te acuestes con hambre.
  • Procura salir a la calle y tomar el sol al menos dos horas al día
  • Acude a tu médico para que pueda darte el tratamiento adecuado
  • Practica ejercicio físico o por lo menos camina durante una hora al día
  • Lleva una dieta sana y equilibrada

La depresión es una enfermedad que no es fácil de entender para las personas que rodean al enfermo, pero es muy importante mantener una actitud de ayuda activa y acompañar al enfermo en cada proceso. Puedes ayudarle a planificar actividades si la persona enferma no se encuentra con fuerzas para hacerlo. Trata de elogiar todos sus avances por pequeños que sean e influye en su dieta para que sea sana y equilibrada.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...