¿Aburrida de tu baño? Toma nota de estos consejos

Si quieres transformar tu baño para que se llene de vida y deje de ser monótono solo tienes que fijarte en algunos aspectos como los colores de las paredes y el estilo del lavabo y la ducha, entre otros. En el siguiente artículo aprenderás a renovar esta estancia con tres consejos.

Cómo hacer para que tu baño sea único

Si estás cansada de ver los mismos colores neutros en tu baño, no soportas como está distribuido el espacio y los diseños de sus piezas te parecen demasiado convencionales y, además, quieres darle un toque más arriesgado entonces puedes detenerte en las siguientes ideas que te ayudarán a darle un giro y llenarlo de personalidad. Puedes optar por hacer grandes reformas o no eso dependerá de ti y de tu presupuesto.

Hay que tener en cuenta que además de hacer resaltar tu baño, la comodidad y el orden deben estar presentes para que ese nuevo estilo luzca perfectamente. Si se quiere hacer una transformación es bueno recordar que no siempre es bueno sacrificar por completo lo práctico por lo estético, lo mejor será velar por un equilibrio entre ambas cosas para tener la comodidad deseada y estar en un entorno agradable a la vista.

3 consejos para transformar tu baño

Con estos tres sencillos consejos que se presentan a continuación, podrás cambiar tu baño y empezar a disfrutar de esta nueva estancia de la casa.

Cambia los colores

Aunque generalmente se suelen usar tonos claros y pastel en las paredes, si se piensa en transformar el baño y darle un toque más alegre, una de las principales cosas a reemplazar será la pintura que viste las paredes o el estilo y diseño de los azulejos para colocar otros más actuales y atractivos. Así que es totalmente válido usar colores llamativos en el cuarto de baño, sin embargo, hay que aclarar que los los diseñadores apuestan por combinar un color vibrante con blancos o tonos neutros.

Lo principal es seleccionar un color con el que te sientas completamente bien y satisfecho. Si estás pensando en el amarillo, es una elección que tiene múltiples ventajas, entre ellas está que proporcionará más luminosidad, lo que será bastante beneficioso sobre todo si el espacio es pequeño. Además, este color dará la sensación de tener más amplitud en la estancia.

Si más bien te gusta el rojo puedes combinarlo con el negro y el blanco o con la madera. El naranja te dará más calidez y mientras más saturado se encuentre más contrastará con los colores blancos.

En cuanto a la decoración del baño se refiere, el azul es un clásico, pero se puede dar una chispa de actualidad usando una tonalidad fuerte, más parecida al morado, aunque el turquesa o el aguamarina pueden marcar la diferencia.

Si deseas un verde rústico lograrás tener un estilo más contemporáneo y lo ideal será contrastarlo con el negro. El verde es un color que combina a la perfección con el negro. Es un color ecléctico que igual puede quedar bien en un estilo contemporáneo como en uno clásico o rústico. También es posible usar colores brillantes y crear un mosaico de colores bastante vivos para romper la monotonía de los tonos suaves y de las tendencias monocromáticas.

Lavabos modernos

El lavabo es una de las piezas principales en el baño y su apariencia influirá en la imagen de todo el espacio, por ello hay que prestarle especial atención. Considerado como uno de los protagonistas indiscutibles del cuarto de baño, regularmente se combina con un mueble para aprovechar el espacio que está a su alrededor y así guardar algunos artículos necesarios para el aseo o productos farmacéuticos.

Entre los lavabos más llamativos están los inspirados en diseños clásicos vintage o los vanguardistas que tienen líneas rectas con ángulos bien definidos. De las propuestas más buscadas se encuentran los lavabos colocados sobre encimeras de madera porque dan un aire más moderno. Además, el tacto de la madera es bastante cálido y ofrece un toque rústico y natural. Si la encimera es de mármol o granito lucirá mucho más en un color blanco con lavabos oscuros reposando en ella. Si se quiere ir más allá en el objetivo de romper con la rutina, se puede apostar por una encimera de vidrio, teniendo en cuenta siempre lo delicado que es este material.

Ducha con azulejos o madera

Un poco distante del estilo minimalista que apuesta más por las líneas sencillas y los colores neutros, los azulejos en la ducha darán más textura y color al baño. Con azulejos de un mismo diseño se podrán cubrir todas las paredes. Esto otorgará más carácter al espacio, aunque también, como alternativa, es posible resaltar una de las paredes con un modelo llamativo de azulejo.

La madera también es una opción para salir del aburrimiento en tu baño y hacerlo más cálido. Este material destaca especialmente en el plato de ducha. Si tenemos madera en el mueble del lavabo o en algún otro auxiliar será un completo acierto colocarla también en la ducha. Otra forma de usarla es creando un suelo continuo en todo el baño que llegue hasta la ducha. También se puede emplear el mismo tipo de madera en el suelo y en el techo. Para combinarla se podrán usar colores de la gama de la escala de grises, desde el blanco al negro.

Aplicando estos tres simples consejos podrás tener un nuevo baño que se ajusta a tus necesidades, pero también a tus gustos. Lleva a cabo estas reformas y empieza a disfrutar de esta nueva estancia de tu casa cuanto antes.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...