Consejos para restaurar sillas

Si quieres aprender a restaurar tus sillas no te pierdas este artículo

chair-2673592_1280

Hoy en día está muy de moda pintar y restaurar muebles viejos para darles una nueva vida y que puedan permanecer en nuestras casas con unos decorados más modernos.

Seguro que en casa tienes un montón de sillas que tienen un color que no te gusta o que tienen estropeado el tapizado y estás pensando en retirarlas. No lo hagas, intenta darle otra oportunidad tapizándolas y pintándolas de un nuevo color que le aporte a tu casa más luz y claridad.

Consejos para pintar las sillas de un nuevo color

Si quieres renovar el color de tus sillas debes seguir estos pasos:

  • Elige las sillas que quieres pintar y piensa en le tipo de pintura que vas a usar. Si eliges pintura al agua secará mas rápido pero durará menos, si eliges pintura al aceite tardará más en secar pero será más duradera, aunque debes pintar en un lugar aireado porque el olor es un poco fuerte.
  • Cubre el suelo de periódicos para evitar mancharlo con la pintura que pueda caerte
  • Líjala con papel de lija antes de pintar hasta que esté suave toda la superficie y luego pasa un paño húmedo para retirar los restos del lijado
  • Agita la lata de pintura antes de abrirla y luego revuelve con un palo.
  • Vierte pequeñas cantidades de pintura en un recipiente pequeño donde puedas coger la pintura más fácilmente con el pincel
  • Aplica la primera capa de pintura y deja secar antes de aplicar la segunda o la tercera si es necesario
  • Espera al menos dos días antes de usar la silla para que esté bien seca
  • Puedes aplicar un barniz para proteger la silla de posibles arañazos.

Ahora que la silla está pintada y seca puedes cambiarle el tapizado si está roto o para darle un toque más moderno.

Pasos para tapizar el asiento de una silla

Para tapizar una silla debes seguir estos pasos:

  • Debes comenzar por desatornillar el asiento del fondo de la silla
  • Saca la tapicería vieja usando un destornillador y un alicates
  • Si el cojín de relleno está en mal estado debes reemplazarlo, por lo que debes buscar una nueva espuma o usar un trozo de manta vieja
  • Mide el ancho, el largo y el alto del asiento de la silla
  • Añade tres veces el alto al largo y al ancho, si el asiento es de 10x12x2 tendrás que cortar una tela de 16×18
  • Compra una tela que te guste pero busca una que sirva para tapicería para que te dure más
  • Las telas de fibras naturales son más agradables al tacto que las telas de fibras sintéticas y además no acumulan electricidad estática.
  • Coloca la tela en una superficie plana y pon encima el asiento de la silla
  • Marca el asiento en la tela y añade 2 o 3 veces el grosor del asiento
  • Corta la tela que te sobre, pues puede servirte para otros proyectos
  • Dobla una solapa de la tela por el lado más recto y ve colocando las grapas desde el centro hasta los bordes.
  • La tela debe estar bien apretada sin que sobre nada al colocar las grapas
  • Repite los mismo por el otro lado del asiento engrapando desde el centro hacia los lados
  • Si te quedan arrugas, saca las grapas y engrapa de nuevo
  • Dobla la esquina hacía el centro del asiento
  • Dobla un borde hacia abajo para que el borde doblado siga la diagonal
  • Dobla el lado de abajo de la misma manera
  • Luego engrapa
  • Recorta la tela que sobre con una tijera
  • Si las grapas quedaron algo afuera golpéalas con un martillo
  • Rocía el asiento con un protector de manchas y deja secar toda la noche en un lugar ventilado
  • Vuelve a colocar el asiento en la base de la silla y atornilla

Consejos

  • Usa una engrapadora industrial porque una engrapadora de oficina no sirve para la madera
  • Puedes comprar tela de más si quieres hacer unos cojines para los sillones que combinen con las sillas
  • Pega con cinta los bordes de la tela para que no formen hilachas
  • Para colocar las grapas también puedes empezar colocando un grapa en el medio de cada lado y luego ir añadiendo grapas hasta los bordes de la silla
  • Al colocar las grapas trata de no bloquear los orificios de los tornillos que encajan en la base de la silla.

El paso del tiempo hace que nuestras sillas se vean viejas y deterioradas, pero no es necesario que las cambies, solo tienes que ponerle un poco de cariño y seguir los consejos anteriores para que tus sillas vuelvan a lucir como cuando las compraste.

Además si las tapizas tu misma, las pondrás a tu gusto y el costo no será demasiado elevado y aunque te darán algún trabajo el resultado te sorprenderá.

Anímate a cambiar el color y el tapizado de tus sillas y así podrás disfrutar de unas sillas nuevas sin tener que cambiarlas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...