¿Buscamos un no cuándo salimos a ligar?

Fijarse en quién no te hace ni caso y perder días y días detrás de él puede ser un modo de intentar relacionarse con los demás asegurándose no pasar dolor

no

No sé si te habrá pasado alguna vez, pero si no es tu caso seguro que conoces a alguna amiga o conocida que lo tiene por manía. Me refiero al hecho de ir detrás de alguien para el cual resulta prácticamente invisible. Precisamente ese afán por conquistar lo que podríamos tildar de un imposible puede no ser una obsesión, un intento de vivir el cuento de hadas, y ni siquiera la expresión de una personalidad fuerte dispuesta a luchar contra viento y marea por lo que se le ha metido entre ceja y ceja. Y es que si una mujer tiene como prototipo ese hombre que ni la mira más de una vez, podríamos hablar de un significado mucho más simple que tiene que ver con evitar el dolor.

¿Cómo se puede relacionar evitar el dolor con ir tras un hombre que lleva una etiqueta en la frente que dice no en mayúsculas? Muy fácil. Aunque pueda resultar bastante contradictorio a primera vista, piensa por un momento en lo que supone fracasar en la conquista incluso antes de que empiece la relación. Supone perder, está claro. Pero también supone que el dolor y la pena serán mucho menores que si se inicia una relación que luego se termina.

Por supuesto que no todas las mujeres que van detrás de un hombre que en principio parece no prestarles atención tienen este problema. Pero en muchos casos esta situación, y sobre todo intentar revivirla siempre que se puede es una manera de poner un escudo contra el dolor. Un escudo para evitar sentir más de lo que ya hemos sentido, porque sabemos que tras lo bueno puede venir lo malo, y ese miedo a que llegue impide que vivas el momento más alegre y feliz.

Solucionar el problema es una cuestión bastante compleja, porque en muchos casos la actitud es algo que la mujer se acaba creyendo. Es decir, no es consciente de que tiene un problema bastante complejo en ir siempre detrás de quién no demuestra el más mínimo interés por ella, y lo achaca simplemente a que le gustan los hombres que no se lo ponen fácil o que no está hecha para relaciones, sin intentar ir un poco más allá. Una reflexión consigo misma es lo mejor que puedo recomendar, aunque sino, lo mejor es consultar a un especialista que sabrá cómo hacer que el camino vuelva a estar libre de obstáculos en cada caso concreto.

Imagen: fotogail

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...