Costumbres de la Antigua Grecia

Dentro de las prácticas sexuales en la Antigua Grecia se veían naturalmente la pedofilia, la homosexualidad y el bestialismo.

Cada pueblo y cada época se caracteriza por tener ciertas costumbres, religiosas, culturales y también sexuales. En este último caso, en la Antigua Grecia algunas prácticas que eran completamente normales pueden sorprender a varios en la actualidad.

Las prácticas sexuales en la Antigua Grecia

Quizás el tema que más controversia pueda generar, es la pedofilia. Por otra parte también eran muy naturales las prácticas homosexuales o el bestialismo. Desde ya que esta nota no emite un juicio sobre estos casos, sino que aporta información.

En el caso de las relaciones sexuales con menores se daba en los casos de maestros y alumnos, donde la intención era cultivar al joven que una vez que se transformaba en un hombre adulto concluía con esa relación para tener solo una amistad.

Sucedía que un adulto podía apadrinar a un joven de entre 12 y 17 años para educarlo con el fin de convertirlo en un buen ciudadano. En estas relaciones homosexuales al hombre adulto se lo denominaba amante (erastes) y al adolescente, amado (eromenos).


La homosexualidad era algo muy natural en este pueblo, pero se daba bajo ciertas circunstancias. En un principio solo los hombres libres podían tener este tipo de relaciones, pero más tarde se aceptó que en el ejército también se practique.

Algo que quizás no se conoce, ya que circulan muchos mitos en torno a las prácticas sexuales griegas, es que en las relaciones homosexuales no era habitual que tengan sexo anal, práctica que se conoce como la postura  griega, aunque lejos está de ella.

Los hombres que practicaban el sexo anal estaban mal vistos, e incluso aunque se realice con esclavos. Lo habitual era el sexo femoral, en el que se adoptan posturas similares, pero no hay penetración.

Esto se daba porque los griegos veían a la penetración anal como una práctica cruel y degradante para el sujeto pasivo, por lo que no eran aficionados a ella y ni siquiera con los esclavos con quienes estaba un poco más aceptado socialmente.

Otra característica de las prácticas sexuales griegas era el bestialismo o zoofilia, en donde se mantenían relaciones sexuales con animales como los burros, las cabras u ovejas. Costumbre que no está bien vista en nuestra sociedad, aunque es probable que se de en algunos rincones del campo o la montaña.

De todas formas, el erotismo y la sexualidad no pasaba solo por las prácticas que realizaban los griegos, ya que muchas de sus costumbres fueron retratadas en pinturas, esculturas y vasijas como un culto al goce sexual.

Foto: commons.wikimedia.org
Fuente: blog.coompra.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...