Cibersexo, más común de lo que creemos

Sexo e Internet son dos conceptos que van de la mano. Puedes practicar sexo a través de la web cam, hacer amigos para futuros encuentros físicos, ver películas porno, acceder a señoritas que exponen sus cuerpos o, incluso, informarte de todo aquello que tiene que ver con la sexualidad.

Sexo a través de la web cam, una práctica extendida

Portales como Messenger o Skype, chats, foros, páginas web… Internet ofrece todo un mundo de posibilidades para prácticar sexo, si lo deseas. Sin embargo, nos encontramos ante una modalidad de sexo un tanto diferente al encuentro físico tradicional. Es más, aquellos que piensen que procurarse sexo por la red es una práctica marginal y bizarra, están muy equivocados. Sexo e Internet van, actualmente, de la mano. Y si no, ¡echa un vistazo a tu alrededor! El cibersexo es, a día de hoy, otra modalidad sexual.

En primer lugar existe el sexo entre desconocidos, con la web cam como principal aliada. Es común que dos personas se encuentren en un chat y que, posteriormente, se den las direcciones de correo electrónico para poder «charlar» en privado a través de los portales que antes te hemos mencionado. Entre los puntos fuertes de mantener una relación sexual de estas características, está la inmediatez, por ejemplo. No hace falta que salgas a la calle a ligar, en los chats encuentras a miles de personas que están ahí para lo mismo que tú, sin más complicaciones. El misterio en torno a la otra persona puede ser otro de los alicientes: es la primera vez que la ves, no sabes nada de su vida. El anonimato es total, puedes estar mirando el cuerpo desnudo de alguin a quien acabas de conocer. O mostrarte tú mismo, mintiendo descaradamente sobre quién eres.

En cuanto a los puntos negativos… es evidente que un contacto cibernético no se parece en nada a un contacto físico. Al final se trata más bien de una variante de la masturbación, antes que de una relación bilateral. Como experiencia, puede ser satisfactoria, pero nunca llegará a rozar la emoción de dos cuerpos de carne y hueso juntos. Por otro lado, el contacto emocional se deja de lado. La profundización en las relaciones sociales o amorosas no tiene cabida en este tipo de encuentros. Sin embargo, los contactos entre adultos son totalmente voluntarios e inofensivos, y cada cual determina los límites de su vida sexual.

Los menores de edad se exponen a serios riesgos

Los mayores riesgos afectan a los menores de edad. No es tan raro que los adolescentes de hoy tengan algunos de sus primeros flirteos sexuales a travez de la red, como tampoco lo es que los chats estén plagados de adultos en busca de jóvenes con los que contactar. Los padres deben de tener mucho cuidado con los amigos «virtuales» de sus hijos porque, de la misma manera que Internet es una herramiena esencial en las relaciones sociales actuales, alberga aspectos muy negativos. Y, desgraciadamente, la red está llena de pederastas.

Paralelamente a este tipo de relaciones, el sexo está presente en Internet de manera constante. Desde portales donde pagar por ver a chicas desnudas en directo, a través de una web cam, hasta pelis porno on-line. Al mismo tiempo, Internet es la plataforma ideal para que determinados grupos sexuales tomen contacto en pro de futuros encuentros físicos. Los foros específicos (homosexuales, sadomaso, fetichistas…) pueden ser una plataforma muy útil para encontrar partenaires sexuales que compartan tus gustos.

Y, evidentemente, también puedes encontrar una cantidad ingente de información sexual a través de Internet. Nosotros somos la prueba viviente.

Chica por simplified complication en Fickr

Chico con portátil por Bombardier en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...