Educación sexual para todos

La educación sexual no puede ser responsabilidad única de los padres, las Instituciones públicas educativas deberían incluirla como asignatura curricular a lo largo de la formación escolar de los niños, dado que somos seres sexuales desde que nacemos, y es obvio que escasea la información sexual adecuada en este aspecto, viendo la cantidad de embarazos no deseados y la propagación de las ets.

campaña educación sexual: condón paraguas“Cualquier tiempo pasado NO fue mejor, y en lo que a sexualidad se refiere menos todavía”. El cambio que hemos dado desde hace unas décadas es significativamente mejor, hemos pasado de perseguir y tratar como enfermos a los homosexuales a manifestarnos el día del orgullo gay, de reprimir la sexualidad femenina (ni voz ni voto en la sociedad y en la cama) a reivindicar que las mujeres tienen mucho que decir y opinar sobre sexo, de ir a confesarse por masturbarse a hablar de autoestimulación en los recreos, de considerar la menstruación como algo impuro y supersticioso a comer con anuncios de compresas de colores, etc.

La verdad es que una mirada retrospectiva al pasado nos hace sentir afortunados con respecto a la libertad sexual que en general vivimos, sobre todo en los países desarrollados. Hemos dejado que la semilla del pensamiento libre germine sin asfixiarla, pero hace falta regarla, cuidarla, llenarla de contenidos, de aprendizajes sin prejuicios. Ahora que tenemos el derecho a preguntar, a opinar, asesorémonos, eduquemos a nuestros hijos, contrastemos la información, seamos críticos con los miedos y los mitos en torno a la sexualidad.

Observando las asignaturas de la E. S. O (enseñanza secundaria obligatoria) de los adolescentes algunos de nosotros echamos en falta contenidos relacionados con la educación sexual, pero lo cierto es que en el mejor de los casos los colegios e Institutos imparten un seminario sobre menstruación y otro sobre métodos anticonceptivos, que en algunas ocasiones llegan tarde pues los chicos ya se han adentrado en el mundo sexual de la mano de amigos, revistas o Internet, que muchas veces más que aclarar les confunden.


Esta tarea pedagógica no puede recaer solamente en los padres, ha de ser respaldada por las instituciones públicas educativas porque la incultura sexual implica un desconocimiento que puede ser sumamente peligroso si tenemos en cuenta los prejuicios y discriminaciones existentes hacia los homosexuales y transexuales, la cantidad de embarazos no deseados entre los menores, la propagación de las ets (enfermedades de transmisión sexual) incluido el SIDA por no usar preservativo, el incremento entre jóvenes de la automedicación a través de la red con fármacos de dudosa procedencia para afrontar las relaciones sexuales, etc., indicadores todos ellos de que el niño crece y se desarrolla sin acceder a una información sexual adecuada. ¿Qué más datos necesita el Ministerio de Educación para darse cuenta de que son problemas que podrían disminuir si la educación sexual pudiera sumarse a la plástica, la educación física o la ética?.

No estamos diciendo que gane más peso curricular que el resto de las materias, pero al menos debería tener alguna presencia y continuidad en la formación escolar del alumno, más allá de un par de charlas en las que se distribuyen condones y tampones a modo de propaganda. Y bienvenidas sean dichas charlas, algo es algo, pero está demostrado que son insuficientes.
Por otro lado, es absurdo e ineficaz esperar a que lleguen a la adolescencia para hablarles de sexualidad, puesto que somos seres sexuados desde que nacemos hasta que morimos, con lo que no es un tema que haya que evitarse o tapar, sino aprenderlo. Esto no significa que tenga que darse la misma información sobre sexo a un niño de 3 años que a uno de 13, obviamente adaptando el contenido, el lenguaje y las explicaciones casi siempre podemos hablar de todo con casi todo el mundo. Si las matemáticas evolucionan en la educación desde el 2+2 a los logaritmos según la etapa evolutiva del niño, ¿por qué no podrían adaptarse de igual forma los aprendizajes en materia sexual conforme vaya modificándose el intelecto del estudiante?.

Así pues, hasta que llegue la enseñanza reglada en este aspecto, podíamos empezar por talleres de educación sexual, que en última instancia persigan el objetivo de que cada alumno aprenda a conocerse, aceptarse y a vivir y expresar su erótica de modo que se sienta a gusto. A modo de ejemplo, para todos aquellos educadores en sexualidad que estéis interesados en poner en marcha este tipo de talleres con adolescentes, a continuación la que firma este artículo os recomienda un programa en el que se trabajan contenidos tales como:

1. Dónde buscar información sexual:

  • Ideas desvirtuadas y falsas creencias acerca de la sexualidad: pornografía, el saber acientífico, los remedios populares.
  • Información sobre centros de planificación familiar, bibliografía sobre educación sexual, teléfonos de asesoramiento, etc.

2. Mi cuerpo: cómo es, sus partes, diferencias, mitos y tabúes de la autoexploración.

  • Conocimiento de las características sexuales secundarias y su desarrollo en esta etapa.
  • La menstruación: funcionalidad, prevención y tratamiento de la dprograma afectivo sexualismenorrea

3.Identidad sexual: identificarse y aceptarse como ser sexual y sexuado durante el transcurso de su vida, sin temores, angustias ni sentimientos de culpa, roles sexuales asignados, discriminación de género, etc.

4. Orientación sexual: Homosexualidad (¿soy normal?, ¿cómo decírselo a mis padres?, vivirlo sin culpabilidad; ¿lo puedo cambiar, lo debo cambiar?), bisexualidad, (¿tengo que definirme ya?).

5. Primeras conductas sexuales: poluciones nocturnas, masturbación, petting, sexo oral, conductas pre-coitales…

6. Mitos y falsas creencias acerca de la primera vez: “siempre duele y se sangra mucho; no te quedas embarazada; los dos llegan a la vez al orgasmo; la chica no tiene que hacer nada, solo dejarse hacer; aunque penetres, si no hay eyaculación no hay riesgo de embarazo; si todos tus amigos lo han hecho, es hora de hacerlo…”

7.Comportamientos de riesgo sexual y su prevención:

  • La sexualidad como un comportamiento responsable con uno mismo y los demás.
  • Formas de transmisión de una enfermedad sexual; cómo reconocer y tratar una ETS.
  • Posibilidad de embarazo: riesgos del líquido preseminal, aunque se esté con la regla existe probabilidad de embarazo.
  • Métodos anticonceptivos: utilización adecuada, cómo combinarlos, porcentajes de seguridad, métodos ineficaces (marcha atrás( y eficaces: ventajas e inconvenientes; cómo poner un preservativo; métodos de emergencia/ la píldora del día después.
  • Qué es el aborto. Dejar claro que el aborto no es un sistema de control de embarazos no deseados.

8. Sexualidad como conducta positiva inherente al ser humano:

  • Diferenciar sexualidad de genitalidad; revalorizar la importancia del componente afectivo.
  • Normalización de las fantasías.
  • Asertividad en el sexo: libertad para expresar preferencias y lo que no gusta.

9. Drogas y sexo:

  • Efectos en la distorsión de las percepciones y sensaciones.
  • Falsas creencias acerca de la mejora en las relaciones sexuales.
  • Efectos secundarios y nocivos para la salud, y las mismas relaciones sexuales.Foto1: lautaro.pelayez
    Foto2: gnd
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...