El espíritu de Amsterdam

Amsterdam está rodeada de 160 canales

Cuando alguien nos pregunta qué opinamos sobre Amsterdam, se corre el peligro de ser injusto en muchas ocasiones al relacionar la ciudad únicamente con dos ideas: la prostitución del célebre Barrio Rojo y los hoy más limitados coffe shop. De esta forma generalizada, se deja de lado la posibilidad de conocerla un poco más en profundidad, y evitar quedarse sólo en la superficie. Esta metrópoli tiene un espíritu de una población joven, llena de energía y de vida. Porque la capital de Holanda tiene además de estas peculiaridades, muchos atractivos que la convierten en un sitio ideal de visita para una escapada de una semana e incluso para un fin de semana.

A pesar de cada vez es más extendida la sana fórmula de viajar en bicicleta en las grandes y no tan grandes ciudades españolas, hay que quitarse el sombrero ante los que podrían ser considerados los creadores de esta costumbre. No hay que olvidar que en Amsterdam sus principales focos de interés están relativamente cerca por lo que se puede hacerse una idea bastante fiel de la ciudad paseando sobre las dos ruedas. Y descuida, no hay que ser un Contador, ya que su superficie apenas tiene subidas. Si eres de los que piensas que las bicicletas son para niños, siempre podrás contar con su red de medios públicos de transporte.

Siempre es complicado enumerar los sitios imprescindibles de una gran ciudad, pero en el caso de Amsterdam es precisamente esa sensación de sentirte cómodo enseguida entre sus gentes. Paseando entre sus calles se entiende mejor que nunca el origen de su nombre, dique del Amstel, porque entre puentes y canales se fue construyendo una ciudad que fue creciendo  ganándole tierra al mar. El sistema de románticos canales que surca la ciudad de Amsterdam es el elemento más identificativo que nos viene a la mente cuando pensamos en ella. Para hacernos una idea de su importancia, unos datos: Hay ciento sesenta canales que surcan la ciudad, atravesados por 1281 puentes, entre los cuales 8 son levadizos.

Seguro que si leyeras estas posibilidades de cualquier otra ciudad no te lo pensarías a la hora de visitarlo. Pues no lo hagas tampoco con la urbe holandesa y busca vuelos a Amsterdam para pasear por sus encantos y, por qué no, para sentir de primera mano una de las experiencias únicas en el mundo que es caminar por el barrio rojo y los coffee shop. Pero hazte un favor, no te quedes sólo con eso.

Fotografía: Earcos en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...