Huelga de piernas cruzadas en Colombia

¿Conoces el mito de Lisístrata? Esta mujer fue la abanderada de una rebelión sexual en pleno periodo de las guerras entre Atenas y Esparta, que se prolongaron en una cruenta batalla que duró 27 años (del 431 al 404 a.C.). En este contexto, las mujeres de ambos bandos, cansadas de que sus maridos se vieran alejados de los hogares (y lechos maritales) dejándolas desatendidas, decidieron sumarse a la causa de Lisístrata y organizar una revolución: no habría más sexo hasta que la guerra no terminase. Las mujeres, poco a poco, se fueron haciendo más fuertes como movimiento hasta que los hombres, exhaustos, claudicaron y firmaron la paz. La historia es tan solo un mito, pero este tipo de situaciones pueden producirse cuando menos lo esperamos.

Este mismo poder y fuerza de voluntad parecen estar mostrando las féminas de Barbacoas, una población al suroeste de Colombia, que han empezado lo que ellas mismas llaman una ‘huelga de piernas cruzadas‘. ¿Por qué motivo? Esperan que el Gobierno les arregle una carretera que une la localidad con el resto del país. Hasta entonces… nada de sexo. Es la política del celibato. Tal y como relata en el vídeo Luz Marina Castilla, Secretaria de Asuntos Étnicos, el pueblo de Barbacoas se siente profundamente desatendido por las autoridades centrales, y piden que se les pavimente la única vía para acceder al exterior.

El mal estado de las carreteras habría provocado la muerte de muchos pacientes antes de llegar al centro hospitalario, al tiempo que es lugar común de robos y pillajes debido a la dificultad de los coches para pasar por ese tramo. Tras veinte años de reivindicaciones, parecía que los lugareños habían agotado los cauces administrativos y ya no les quedaban más opciones. En esas estaban cuando a las mujeres se les ocurrió la idea de hacer, no una huelga de hambre, sino de sexo. Todo con el objetivo de llamar la atención y centrar el foco de los medios y la opinión pública en Barbacoas. ¿Piensas que iniciativas como esta pueden ser útiles para una buena causa?

Hasta el momento conocíamos algunos casos de mujeres (y hombres) que habían posado desnudas en calendarios con el fin de recaudar dinero para solventar una causa concreta. Ahora, las mujeres de este poblado de más de 40.000 habitantes van un paso más allá. Como Lisístrata, esperan que la falta de sexo haga que los hombres del lugar se pongan las pilas y se armen de valor para volver a reivindicar la carretera. ¿Cuál será la opinión de los maridos? ¿Cuánto tiempo podrá aguantar este pueblo en huelga de sexo?

Foto por M. Morillo en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...