La antigua Grecia, una cultura influyente caracterizada por su liberación sexual

Paradojicamente, la Antigua Grecia era mucho menos conservadora que las sociedades actuales en relación a la sexualidad.

Escena pederástica exhibida en Louvre de autor desconocido

La civilización griega es una de las más importantes dentro de la historia de la humanidad gracias a haber sido la primera en sobresalir en Europa en la antigüedad.

En los últimos siglos, la antigua Grecia se destacó por ser la cultura más influyente del mundo occidental en diversos aspectos del comportamiento humano, sobre todo en materia de filosofía y matemáticas.

Lo que muchos desconocen, es la gran influencia que ésta cultura antigua tuvo en el desenvolvimiento sexual de nuestras sociedades modernas. Lo increíble e impresionante, es que hace miles de años atrás, en Grecia, las personas contaban con mentes más abiertas con respecto a muchos temas de la sexualidad que en la actualidad.


A pesar de que estamos en un proceso de liberación sexual y cada vez existen personas más mentalmente abiertas, las sociedades del siglo XXI se caracterizan por contar con un sector del pueblo cerrado e intolerante, como suelen ser ciertas personas con ideas extremadamente conservadoras con las costumbres sexuales.

Esto resulta atractivo, teniendo en cuenta que si se estudia un poco sobre la historia sexual de la antigua Grecia, se puede comprobar que para ellos muchas de las actividades o preferencias que actualmente son catalogadas como ‘depravadas’ u ‘obscenas’, en esa época eran perfectamente aceptadas y gozadas.

Es de saber público que, en aquella época, los griegos –tanto hombres como mujeres- podían elegir su inclinación sexual, ya que la homosexualidad estaba bien vista. De hecho, para la cultura griega, la belleza era un símbolo de admiración, independientemente del género de la persona.

Una de las razones principales que argumenta la gran cantidad de homosexuales que había en la antigua Grecia radica en el ámbito militar: en aquella época los hombres jóvenes tenían que asistir a la milicia, donde los internos pasaban varias temporadas rodeados sólo entre varones, lo que llevó a generar vínculos sexuales entre ellos, concluyendo con la exclusión de las mujeres, quienes también tuvieron que replantearse su sexualidad.

Varias personalidades de la época se auto declararon homosexuales, como el famoso filósofo Platón y la poeta Safo, a pesar de que no está documentado cómo era visto la relación entre mujeres en esa época.

La forma más habitual y comúnmente vista en ese entonces de relación sexual homosexual se daba entre un joven adolescente y un hombre adulto, modalidad conocida como pederastia griega.

A pesar de habernos influenciado en gran medida por la antigua cultura griega, en la actualidad podemos comprobar que no en todos los aspectos evolucionamos.

Fotografía: Wikimedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...