La clave del buen sexo está en la concentración

Aunque todo depende de nuestra pareja, de cuánto nos conozcamos y de un montón de factores más, la concentración en el acto es siempre sinónimo de buen sexo.

sexo

Aunque no es el único de los factores que influye claramente en obtener el máximo placer sexual, sí que es verdad que la concentración ayuda claramente a mejorar las relaciones sexuales y a lograr los deseados orgasmos en el caso de las mujeres. La razón por la cual este factor influye tanto en las relaciones sexuales de pareja es precisamente el hecho de que es algo físico, al mismo tiempo que psicológico. Si nos concentramos en lo que nuestra pareja nos hace, también nos estamos concentrando en lo que nuestra pareja nos hace sentir cuando nos estimula, y esto se convierte en la parte fundamental para que nuestro cuerpo reaccione a esas sensaciones que sin concentración pierden fuerza.

Por supuesto que no es imposible tener un orgasmo sin estar cien por cien concentrada. Sin embargo, sí que es verdad que es más complejo que si te encuentras sumida en el acto sexual en sí mismo. De hecho, el problema de la concentración en la cama es uno de los más comunes entre las mujeres preocupadas por la falta de placer en sus relaciones, y que al final se resuelve buscando olvidarnos de todo lo que nos preocupa y dejarlo justo en la entrada de la habitación. Si no pensamos en nada de eso, y pensamos solo en nuestra pareja y en disfrutar de ella es muy probable que ese orgasmo y ese placer infinito se alcance.

Sabemos que no es fácil conseguir esa concentración absoluta, y que no lograrla puede que se convierta en un problema extra ya que puede llegar a obsesionarnos no lograrlo. Por ello lo mejor es respirar hondo y olvidarse de que sea en sí mismo un problema. Piensa por un momento en lo mucho que te estás perdiendo por seguir dándole vueltas hasta en la cama a lo que ocurre, y sobre todo, en cuánto vas a resolver con dicha obsesión incluso en las sábanas. Cuando descubras por ti misma que la respuesta es nada, y que pierdes mucho, entonces quizás sea un buen momento para pedirte a ti misma que antes de cruzar la puerta del dormitorio tienes que lograr olvidarte de todo eso, y concentrarte en ti, en tu pareja y en lo mucho que podéis sentir ambos. Así que a partir de hoy, si quieres saber lo que es de nuevo un buen orgasmo, tocará concentrarse. ¿Te animas?

Imagen: lo.tangelini

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...