Las leyes antiaborto del mundo y sus repercusiones actuales ponen los pelos de punta

Parece que la actualidad habla por medio mundo de las leyes que regulan el aborto. Y algunos casos, de Centroamérica nos ponen los pelos de punta por los riesgos que corre la mujer

aborto

El aborto, aunque parezca increíble en los tiempos que corren, vuelve a ser noticia. Y aunque es cierto que en España estamos a la espera de una reforma que aún sin conocerse se espera que reduzca considerablemente los derechos de la mujer, que tanto tiempo hemos tardado en conquistar y que además podría llevarnos a tener leyes más restrictivas que las que reinaban en la década de los 80, las noticias sobre el tema apuntan a casos concretos en el resto del mundo, en países en los que el aborto está penado con la cárcel y prohibido en casi todos los casos. Hablamos en esta ocasión de la mujer de 22 años que en El Salvador clama por una excepción para abortar, por riesgo para su propia vida y que ha dado la vuelta al mundo.

En el país centroaméricano el aborto esta prohibido bajo cualquier circunstancia. Así que ella, Beatriz cembarazada desde hace 20 semanas con una enfermedad que afecta a sus riñones, lupus eritematoso discoide y con el feto con anacefalia, que hará que probablemente nazca muerto, clama a las autoridades que se le permita abortar para evitar poner en riesgo su vida por un bebé que en el mejor de los casos morirá a los pocos días de haber nacido. El caso ha sido llevado a la Comisión de Derechos Humanos de la oNU que ha intervenido exigiendo que se despenalice el caso de la mujer.

Sin embargo, no es la única. Hace unas semanas un caso similar ocurría en Paraguay. Y si echamos un vistazo al mapa de América Latina y en particular al de América Central, el aborto a excepción de Chile está penalizado seriamente en todos los países, corriendo riesgos de penas de cárcel las mujeres que lo practiquen y los médicos que intervengan, propiciando así un mercado negro en el que las condiciones para la salud on ínfimas para quien quiere ejercer un derecho no concedido en dichas naciones de no ser madre.

En Europa, la noticia ha calado, y probablemente el gobierno actual de España que pretende eliminar los plazos y hacer una reforma en la que una mujer por abortar se convierta en una criminal tenga que preguntarse más de una cosa. Sobre todo cuando la ONU considera que el modelo actual español de plazos, mayoritario en los países demócratas del primer mundo, es el más adecuado tanto para la madre como para garantizar los derechos del no nacido. La ley de plazos es lo más coherente. Tanto que Irlanda, país muy conservador en el tema, acaba de aprobar como pretextos de aborto el riesgo para la vida del bebé y para la vida de la madre.

Sin duda la polémica está servida, pero no parece muy coherente que mientras en los países en los que se pena el aborto se discute, España, que ya tenía superada dicho conflicto de un paso atrás sin siquiera preguntar a sus ciudadanos. Porque recordemos que las que más tenemos que decir en esto somos las mujeres.

Vía: El País

Imagen: Mujeres ante el Congreso

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...