Los homosexuales podrán donar sangre en Reino Unido tras años de veto

Hace poco te hablábamos de una ley anacrónica y desfasada pero que aún seguía vigente en Reino Unido: la prohibición de donar sangre, exclusivamente dirigida a los varones homosexuales. Esta polémica restricción, fruto de miedos y prejuicios fuertemente arraigados durante el periodo de la aparición del virus VIH, deja de lado a la comunidad gay masculina pero no incluye a otros grupos de riesgo. La paranoia social por la propagación desmedida y sin control del Sida ya ha pasado, la sociedad se ha liberado de la imagen culpabilizadora del varón homosexual, y todo el mundo sabe que el síndrome de la inmunodeficiencia adquirida puede afectar a cualquier persona por igual, mantenga o no relaciones de índole homosexual. Sea hombre o mujer. Sin embargo, y en pleno siglo XXI aún hay cosas que consiguen sorprendernos.

Todo donante debería ser bienvenido mientras no haya practicado sexo de riesgo.

Lo último que nos llega sobre este asunto es la noticia de que los ministros de salud de Inglaterra, Escocia y Gales, a excepción de Irlanda del Norte, por fín se han planteado poner punto y final a esta prohibición. Es probable que en un plazo corto de tiempo, los homosexuales británicos puedan donar sangre como cualquier otro ciudadano… o casi. La medida está, por el momento, lejos de ser radical o definitiva. Según informa El Mundo, por el momento los ministros han hablado de “relajar las normas”, ello dependiendo del informe remitido por el Comité Asesor sobre Seguridad de la Sangre, los Tejidos y los Órganos (SaBTO). Dicho Comité habría recomendado que se establezca un plazo mínimo de un año entre la donación y la última relación sexual. Recordemos que, previamente, se había hablado de un plazo de diez años.

Antiguas restricciones en todo el mundo

El veto homosexual en materia de donaciones no es exclusivo de Reino Unido. Otros países, como Australia y Rusia, también lo mantenían entre sus directrices médicas pese a haber suavizado la medida en los últimos años. En Japón o Suecia, por ejemplo, los homosexuales deben esperar 12 meses desde la última relación para poder ser donantes. En España la situación mejora considerablemente, pues todas las personas pueden donar sangre a excepción de aquellas que hayan mantenido sexo de riesgo, al margen de su orientación sexual.

A día de hoy, y pese a los muchos avances sociales en materia de política sexual, lo cierto es que países tan teóricamente democráticos como EE.UU. y Canadá siguien prohibiendo a la comunidad gay donar sangre, pese a que los sujetos demuestren haber mantenido una vida sexual 100% segura.

Foto por cogdogblog en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...